Internacionales

Cumbre indígena en ONU llama a proteger a todos los pueblos

Piden terminar con la discriminación y los altos niveles de pobreza

Asamblea General de la ONU
Asamblea General de la ONU |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La primera Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas tuvo lugar este lunes en la ONU con un claro llamamiento sobre la necesidad de tomar medidas para garantizar los derechos de estas comunidades y terminar con la discriminación y los altos niveles de pobreza que sufren en muchos países.

Con esta Conferencia se inauguró una semana maratoniana de reuniones en Nueva York, a la que seguirá el martes la Cumbre del Clima convocada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para favorecer un consenso mundial que permita reducir la dependencia de emisiones de carbono.

Los jefes de Estado y de Gobierno y ministros de 193 países se sucederán a partir del miércoles en los debates de la Asamblea General de la ONU y participarán en múltiples foros internacionales y reuniones bilaterales convocadas en paralelo.

Los temas candentes de política exterior, como la lucha contra grupos extremistas en Irak y Siria, el proceso de paz en Medio Oriente, el conflicto de Ucrania, la alerta por la expansión de la epidemia del ébola o las negociaciones nucleares con Irán dominarán los debates, según fuentes diplomáticas.

También se prevé una ofensiva liderada por los países emergentes, entre ellos el bloque latinoamericano, en reclamo de una reforma de la ONU y la democratización del Consejo de Seguridad, para adaptar esta organización al nuevo orden geopolítico del siglo XXI, según avanzaron algunos dirigentes en sus respectivas capitales.

En la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, resaltó en la apertura el carácter histórico de la cita, y subrayo que “es muy importante tener promesas de los Gobiernos, pero es aún más importante ver acciones”,

También se refirió a la visita que hizo el pasado mes de junio a Bolivia y agradeció al presidente de ese, Evo Morales, su apoyo para la celebración de la Conferencia Mundial.

Morales, que habló a continuación, recordó que los “principios del movimiento indígena son la vida, la madre tierra y la paz” y advirtió que hoy se ven amenazados por el sistema capitalista.

“Nuestros pueblos, nuestras naciones, no pueden ser gobernados por banqueros ni grandes empresarios o trasnacionales”, declaró el presidente boliviano.

Morales relató algunos de los logros del movimiento indígena boliviano y aseguró que en los últimos años éste ha demostrado que también sabe gobernar.

A continuación, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, pidió unión a todo el mundo para terminar con las condiciones de discriminación que viven muchas comunidades.

“Tenemos que seguir trabajando juntos. La desigualdad, injusticia y discriminación en contra de los pueblos indígenas todavía lamentablemente es una realidad lacerante”, manifestó el mandatario mexicano, quien llamó a reforzar la cooperación internacional y las políticas a escala nacional.

Las dos ideas aparecen reflejadas en el documento de conclusiones adoptado este lunes en la Cumbre que,  según Peña Nieto, debe servir como “hoja de ruta” para reforzar los asuntos indígenas en la agenda internacional y para dar “un impulso renovado” a las acciones de la ONU en ese ámbito.

En el texto, aprobado sin oposición, los Estados miembros de la ONU “reafirmaron su compromiso solemne a respetar, promover y hacer progresar y, en ningún caso reducir, los derechos de los pueblos indígenas”.

Además, prometieron emprender las medidas necesarias a escala nacional para hacer cumplir la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas adoptada en 2007, una serie de principios mínimos que para las comunidades afectadas siguen sin respetarse en muchos países del mundo.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid al Husein, señaló que no hay datos oficiales y completos sobre la situación de los indígenas en el mundo, pero aseveró que la pobreza y marginación que sufren aparecen claramente en todos los indicadores socioeconómicos.

En el caso de Latinoamérica, por ejemplo, se ha visto un importante avance de las políticas que benefician a los indígenas, pero siguen existiendo deudas pendientes como el reconocimiento de la propiedad de la tierra, según un informe presentado este lunes por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Para progresar, una de las medidas acordadas en esta jornada por los gobiernos, fue la de cooperar más estrechamente con los representantes indígenas y facilitar su participación en el seno de Naciones Unidas.

La declaración incluye, además, toda una serie de compromisos para asegurar el respeto de las tradiciones indígenas y la igualdad de acceso de esos pueblos a servicios como la educación, la sanidad, la vivienda o el agua.

La premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, quien también intervino ante el plenario, destacó los avances extraordinarios logrados por los indígenas en las últimas tres décadas e hizo un llamamiento a los jóvenes para seguir construyendo sobre el legado que la cumbre les dejó.

La Cumbre continuará este martes con la participación de numerosos líderes políticos y representantes de la sociedad civil, que adoptarán un documento de conclusiones con compromisos y acciones para tratar de avanzar en el respeto de los derechos de los pueblos indígenas de todo el mundo.

también te puede interesar