Internacionales

El Papa advierte que se libra una Tercera Guerra Mundial por partes

Señaló que la avaricia, la intolerancia y la ambición de poder generan constantemente nuevos conflictos y criticó a la industria de las armas

Papa Francisco
Papa Francisco |

Redacción Central |

El Papa Francisco señaló este sábado que las guerras son irracionales y están motivadas por la avaricia, la intolerancia y la ambición de poder y advirtió que los actuales conflictos alrededor del mundo pueden suponer ya una Tercera Guerra Mundial, luchada fragmentadamente.

“Hoy, tras el segundo fracaso de una guerra mundial, quizás se puede hablar de una tercera guerra combatida por partes, con crímenes, masacres, destrucciones», aseveró el Sumo Pontífice en un cementerio de guerra italiano, durante una ceremonia por el centenario de la Primera Guerra Mundial.

Desde el cementerio militar de Fogliano Redipuglia, en la región italiana de Friuli Venecia Julia, el Papa subrayó que la avaricia, la intolerancia y la ambición de poder generan constantemente nuevos conflictos, de los que son responsables «intereses, estrategias geopolíticas, codicia de dinero y de poder.»

Además, criticó a la industria de las armas, «que parece ser tan importante». «Y estos planificadores del terror, estos organizadores del desencuentro, así como los fabricantes de armas, llevan escrito en el corazón: «¿A mí qué me importa?», subrayó el Papa, al recordar la frase bíblica en la que Caín se manifiesta así sobre su hermano Abel.

«La guerra es una locura; su programa de desarrollo es la destrucción: ¡querer desarrollarse, crecer mediante la destrucción!», advirtió.

Fogliano Redipuglia es una localidad del nordeste de Italia cercana a la frontera con Eslovenia en la que se situó uno de los frentes más encarnizados de la Primera Guerra Mundial.

En este municipio se encuentran dos cementerios en los que yacen combatientes del imperio austro-húngaro y de Italia.

La intención del Papa fue la de invocar la paz y orar por los caídos en todos los conflictos bélicos por lo que, de manera simbólica, visitó en una visita pastoral de cinco horas ambos camposantos con el fin de honrar a los caídos de todos los bandos.

En los últimos meses, el Papa ha pedido poner fin a los conflictos en Irak, Siria, Gaza y partes de África.

también te puede interesar