Internacionales

Siria y Rusia advierten contra acciones unilaterales de EE.UU

Obama busca aliados y respaldo a anuncio de bombardeo de posiciones del Estado Islámico en territorio sirio

Presidente estadounidense, Barack Obama
Presidente estadounidense, Barack Obama |

Redacción Central |

El Gobierno del presidente Bassar al-Assad rechazó la estrategia del mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, para luchar contra el grupo radical Estado Islámico (EI), la cual contempla el bombardeo en territorio sirio.

Un bombardeo aéreo estadounidense en territorio sirio sin la previa autorización de Damasco sería un ataque contra el país, una violación de la soberanía nacional, declaró el ministro de Reconciliación Nacional, Ali Haidar, en la primera reacción a un discurso del jefe de la Casa Blanca sobre el tema.

El presidente al-Assad estimó que Washington no es serio en la lucha contra el terrorismo al promover bombardeos contra el EI en territorio nacional y al mismo tiempo armar a la oposición siria responsable de crímenes de lesa humanidad.

Obama que indicará acciones bélicas en Siria y ampliará su campaña en Irak en una ofensiva implacable para destruir el grupo terrorista en cualquier parte, para recordar la controvertida frase del expresidente George Bush de atacar en 60 o más punto del planeta.

Rusia, mientras tanto, estimó que si Estados Unidos lleva a cabo bombardeos contra los yihadistas en Siria sin autorización de la Organización de Naciones Unidas (ONU) violará de modo flagrante el derecho internacional.

El portavoz de la cancillería rusa, Alexander Lukasevich, calificó de acto de agresión el ataque promovido por Obama sin una decisión apropiada del Consejo de Seguridad de la ONU, y que solo contribuirá a agravar las tensiones en la región.

Moscú considera contradictoria la política de Washington y la identifica como uno de los obstáculos principales para encontrar una solución definitiva a la crisis suscitada con el objetivo de derrocar al gobierno del presidente al-Assad.

El ministro sirio de Relaciones Exteriores, Walid al Mualem, dejó entrever en agosto pasado la posibilidad de autorizar a Estados Unidos a asestar golpes a posiciones del EI en su territorio bajo una coordinación previa.

La búsqueda de aliados en la cruzada contra los yihadistas llevó al secretario de Estado John Kerry a visitar Arabia Saudita para un encuentro con representantes de 10 países árabes y Turquía, en vista de la formación de una coalición para enfrentar al Estado Islámico.

Como una reacción esperada, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, respaldó el plan estadounidense incluidos los bombardeos a territorio sirio, mientras el premier británico, David Cameron se distanció del pedido de enviar aviones de combate a cumplir ese tipo de misiones.

también te puede interesar