Internacionales

Oscar Pistorius es declarado no culpable de asesinato premeditado

La jueza del caso aseguró que actuó de manera negligente pero que no hay evidencias que puedan probar, más allá de cualquier duda razonable, que el atleta asesinó intencionalmente a su novia

Atleta Paralímpico Oscar Pistorius
Atleta Paralímpico Oscar Pistorius | La Voz del Interior

Redacción Central |

El atleta paralímpico Oscar Pistorius fue declarado no culpable de asesinato premeditado, por la muerte de su novia, la modelo Reeva Steenkamp en febrero de 2013.

La jueza del caso Thokozile Masipa aseguró que no hay evidencias que puedan probar, más allá de cualquier duda razonable, que el deportista sudafricano asesinara intencionalmente a su pareja.

«La fiscalía no ha probado más allá de toda duda razonable que el acusado era culpable de asesinato premeditado. No hay evidencias suficientes para apoyar esa conclusión», precisó.

Pistorius no pudo prever que la persona a la que estaba disparando, que estaba detrás de la puerta del baño, iba a morir, y por lo tanto el Estado no ha demostrado la intención de matar, explicó.

La evidencia sugiere que Pistorius realmente creía que su novia todavía estaba en el dormitorio, y que la persona en el cuarto de baño era un intruso, aunque eso es irrelevante para el caso, puntualizó.

«Él decidió tomar su arma, en otros términos, tomó una decisión en toda conciencia (…) la corte estima que en ese momento, el acusado era capaz de distinguir entre el bien y el mal, y que podía actuar en conformidad con esa diferenciación», aseguró Masipa.

Según la jueza, el velocista de 27 años sí disparó y mató a su novia, pero no pudo prever que esto iba suceder. Fue un testigo evasivo, lo que no significa que sea culpable, enfatizó.

Reconoció que el sudafricano pudo haber realizado otras acciones cuando pensó que había un intruso.

«Todo lo que pudo haber hecho el acusado era tomar su teléfono y llamar a seguridad o a la policía (…) Él pudo salir corriendo al balcón y gritar de la misma forma después del incidente», añadió.

La magistrada también puso en duda las declaraciones de los testigos al asegurar que sus testimonios estuvieron influenciados por la cobertura de los medios.

Michelle Burger y su marido, Charl Johnson aseguraron haber oído gritos de terror procedentes de la casa de Pistorius en la madrugada del 14 febrero de 2013 antes de un sonido que interpretaron como disparos.

Masipa consideró que la distancia a la que se encuentra la vivienda de este matrimonio les impide haber identificado con claridad los ruidos, y se apoyó para justificarlo en el testimonio de un experto de sonido llamado a declarar por la defensa.

Además, afirmó que sus testimonios no son confiables porque ellos precisaron que cuando escucharon los ruidos estaban entre dormidos y despiertos.

«La tecnología es más fiable que la percepción humana y la memoria humana», manifestó.

Pistorius asegura que mató a Steenkamp por accidente, al confundirla con un ladrón que pensaba que se había colado en la casa. El fiscal sostiene que la mató intencionadamente, tras una supuesta discusión.

La jueza todavía no ha emitido un veredicto, y el procedimiento podría extenderse hasta este viernes. Pistorius se enfrenta ahora a que lo acusen de homicidio involuntario o lo absuelvan.

también te puede interesar