Internacionales

Congreso argentino aprueba antídoto frente a fondos buitre

Cristina Fernández denuncia complicidad del Poder Judicial de Estados Unidos con los fondos especulativos

presidenta de Argentina Cristina Fernández
Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina | proceso.com.mx

Redacción Central |

El Congreso de Argentina aprobó una ley para cambiar la sede de Nueva York a Buenos Aires, París u otra ciudad elegida por sus acreedores para el pago de bonos de su deuda en defensa de la soberanía nacional frente al embate de los denominados fondos buitre.

La legislación adoptada con el visto bueno de 134 congresistas frente 99 votos en contra y cinco abstenciones procura evitar que se le impida honrar su deuda reestructurada antes de que se cumpla un nuevo vencimiento el próximo 30 de septiembre, que alcanza a unos 200 millones de dólares.

Argentina acudió a la propuesta de cambiar la sede por la decisión del juez estadounidense Thomas Griesa de congelar la entrega de 539 millones de dólares por parte del Bank of  New York y poner a la nación sudamericana ante un eventual default selectivo desde el 30 de julio pasado.

Griesa presiona a Buenos Aires para abonar mil 330 millones de dólares reclamados por los fondos especulativos obligando a equiparar los pagos con los acreedores que negociaron hasta 70 por ciento de los adeudos para elevar hasta casi 120 mil millones la supuesta deuda del Gobierno argentino.

La aprobación de la ley llegó después de una larga jornada de debates y enfrentamientos entre partidarios de la presidenta Cristina Fernández y la oposición, que insiste en el criterio sobre la presunta incapacidad de la normativa para superar el problema de fondo provocado por el dictamen del juez estadounidense.

Argentina recibió hace dos días un espaldarazo de la Comunidad Internacional con la aprobación en la Asamblea General de Naciones Unidas de un marco regulatorio para las reestructuraciones de deuda soberana, y evitar de esa forma que en el futuro se produzcan este tipo de batallas judiciales como las que enfrenta Buenos Aires.

De acuerdo con la presidenta Fernández, la resolución de la ONU con 124 votos a favor, 11 en contra y 41 abstenciones que crea un mecanismo para regular la reestructuración de la deuda soberana representa un gran logro para la humanidad.

Por primera vez el mundo nos dio 124 votos para alejar a los buitres, que medran con las deudas y la miseria. Fue un gran día para la humanidad y debemos sentirnos orgullosos, expresó la jefa de Estado en Tecnópolis.

La mandataria recordó que los fondos buitre tienen el amparo del Poder Judicial de Estados Unidos, que juntos intentan tirar abajo la reestructuración de deuda para que el país se vuelva a endeudar y lo hacen cuando Argentina se ha convertido en el quinto productor de alimentos del mundo, el primero en software de América Latina, mientras la industria y la economía crecen con inclusión social.

también te puede interesar