Internacionales

Obama define su estrategia contra el Estado Islámico

Se creará una coalición amplia, no habrá tropas norteamericanas para combatir en el terreno y bombardeará territorio sirio

El presidente de EE.UU., durante la conferencia de prensa en la Casa Blanca
El presidente de EE.UU., durante la conferencia de prensa en la Casa Blanca | EFE

Redacción Central |

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció su estrategia de lucha contra los yihadistas del Estado Islámico en Irak y confirmó su disposición intervencionista al apoyar a la oposición del gobierno de Siria con el pretexto de combatir a los extremistas islámicos en ese territorio.

La estrategia anunciada por el mandatario estadounidense tiene cuatro pasos, sobre todo la creación de una coalición amplia, incluidos los países árabes, para desgastar y destruir a los yihadistas del Estado Islámico (EI).

En vísperas del 13 aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, en un mensaje nacional desde la Casa Blanca a los estadunidenses, Obama dijo que el país no será arrastrado a otra guerra en Irak.

El mandatario precisó que la estrategia contra el EI no comprometerá tropas terrestres de combate.

«Esta campaña antiterrorista será hecha mediante un firme y persistente esfuerzo para acabar con el EI donde sea que esté, usando nuestra fuerza aérea y dando apoyo a nuestras fuerzas aliadas en tierra», aseguró.

Nuestro objetivo es claro. Desgastaremos y, en última instancia, destruiremos al Estado Islámico, a través de una estrategia antiterrorista integral y sostenida, indicó el mandatario.

De igual manera, subrayó que enviará un contingente de menos de 500 soldados para asesorar a fuerzas kurdas con entrenamiento, equipos y labores de inteligencia.

Otro paso será cortar los recursos a los yihadistas y sus fuentes, se emitirán sanciones contra sus miembros y se tratará de frenar el flujo de quienes pretendan afiliarse a este grupo terrorista.

Al respecto, vinculó a Siria para justificar su nueva fase agresiva contra el presidente Bashar al Assad y anunció el apoyo a la oposición siria y la ampliación a ese territorio de la campaña de bombardeos que inició hace un mes contra posiciones de la milicia yihadista en Irak, un paso que desde hace semanas reclamaba gran parte del Congreso y la comunidad de inteligencia estadounidense.

Perseguiremos a los terroristas que amenazan a nuestro país dondequiera que estén. Eso significa que no dudaré en tomar acción contra el Estado Islámico en Siria, así como en Irak, señaló Obama.

La ayuda humanitaria será el cuarto paso de su estrategia para brindar apoyo a las minorías desplazadas por las fuerzas extremistas.

Diversos medios de prensa comentaron que Estados Unidos asumió la formación de una coalición internacional de más de 40 países, básicamente de potencias occidentales y sus aliados en Medio Oriente y con participación de diferente alcance, para contener y derrotar a los yihadistas.

En una visita sorpresa ayer a Bagdad del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se informó de esos  esfuerzos por aglutinar a varios países de la región en ese proyecto.

también te puede interesar