Internacionales

Argentina celebra votación histórica en la ONU sobre la deuda

El canciller argentino Héctor Timerman subrayó que 124 países dijeron basta

Canciller de Argentina, Héctor Timerman
El canciller de Argentina, Héctor Timerman. | Internet

Redacción Central |

La Asamblea General de la ONU aprobó el martes en una votación histórica de 124 votos a favor, 11 en contra y 41 abstenciones, el rechazo al vacío legal en las reestructuraciones de la deuda soberana, propuesta a raíz del litigio entre Argentina y un grupo de fondos especulativos.

La propuesta fue presentada por el Grupo de los 77 más China, a raíz del conflicto de la deuda argentina por la sentencia de la justicia estadounidense favorable a un grupo de fondos especulativos (el uno por ciento del total de los acreedores) que no aceptaron la reestructuración de la deuda en mora desde la crisis de 2001.

«Había una sensación de alivio y liberación», comentó el canciller argentino, Héctor Timerman, a Radio Continental en referencia a la aprobación de la iniciativa para regular las reestructuraciones de la deuda estatal aprobada ayer en Naciones Unidas, que se debatió durante más de dos meses en distintas comisiones y se llamó a expertos a que opinaran.

Muchos países se sintieron aliviados tras la decisión  porque la deuda externa en sus países tiene un peso muy grande, su deuda está en igual situación que la de Argentina, con cláusulas que benefician a unos pocos en detrimento de toda una población, aseguró.

«Lo que ocurrió ayer fue histórico», insistió Timerman, quien destacó la importancia de «que 124 países hayan dicho basta, queremos que haya una normativa que abarque a todos los países del mundo, como hay en otros temas».

«Después de más de 10 años un grupo de países logramos convencer a las Naciones Unidas de que sí se podía tratar el tema de la deuda externa, dentro de la única organización multilateral en la cual todos los países están representados y tienen un solo voto y que ese es el lugar para tratarlo», detalló el funcionario.

Timerman sostuvo que el caso argentino ha logrado concienciar a muchos y calificó la sentencia del juez neoyorquino Thomas Griesa de «imposible» cumplimiento.

Según la decisión del juez neoyorquino Thomas Griesa, Argentina debe pagar 1.300 millones de dólares, más intereses, a los fondos especulativos que no aceptan la reestructuración de la deuda.

Como parte de la aplicación del fallo, la justicia estadounidense impide también que Argentina pague a los acreedores reestructurados (el 92,4 por ciento del total), hasta que no cumpla la sentencia.

también te puede interesar