Internacionales

OMS aprueba desarrollo de posibles tratamientos contra el ébola

Expertos deliberan sobre el empleo de varios medicamentos y dos vacunas para detener la epidemia en África Occidental

Organización Mundial de la Salud (OMS)
Organización Mundial de la Salud (OMS) |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso a más de 200 expertos reunidos en Ginebra evaluar y promover el desarrollo de al menos ocho tratamientos y dos vacunas experimentales contra el virus del Ébola, en medio de la epidemia originada en naciones de África Occidental.

El foro, convocado con el objetivo de detener el avance de la enfermedad, examina las ventajas y posibles consecuencias negativas de la aplicación de algunos de los medicamentos probados en animales, así como acelerar su empleo en humanos ante la compleja situación a nivel planetario.

Pese a las medidas excepcionales para acelerar el ritmo de los ensayos clínicos, los nuevos tratamientos y las vacunas no estarán disponibles para su uso generalizado antes de finales del presente año, indicaron funcionarios de la OMS.

Expertos convocados por la entidad de Naciones Unidas, científicos, investigadores en farmacéuticas, especialistas en requerimientos clínicos, así como profesionales en cuestiones de ética evalúan aspectos relacionados con el enfrentamiento multilateral al ébola.

Variados son los fármacos y vacunas nunca antes probadas en humanos en los cuales se trabaja para intentar frenar la epidemia que afecta a varias naciones de África Occidental, incluido el Zmapp, el más conocido, por su reciente aplicación en enfermos.

Desde que comenzó el actual brote de ébola en Guinea, Nigeria, Liberia y Sierra Leona, el pasado mes de marzo, más de tres mil personas enfermaron, de las cuales unas mil 600 murieron, mientras algunos casos se reportaron en naciones de otras regiones del mundo a partir de viajeros o traslados de contagiados para su atención especializada.

La OMS, sin embargo, estima que la cifra de afectados debe ser mucho mayor de los registrados y fija en 20 mil las personas en riesgo de padecer la dolencia.

Tom Frieden, director de los Centros de Control y Enfermedades de Estados Unidos, advirtió sobre el riesgo de que la epidemia se salga de control, sin una mayor respuesta mundial para contenerla.

En opinión de Frieden, este no es un problema de África, si no de todo el mundo por lo cual se debe responder a escala global ante el aumento del número de muertes y la amenaza que representa su expansión.

Por tal motivo, y ante la inexistencia de un tratamiento eficaz, la OMS autorizó el uso de tratamientos en investigación, con fines potencialmente terapéuticos o preventivos sin dar muchos detalles de los medicamentos y las vacunas, en un intento por acortar los plazos para contar con un antídoto eficaz.

La organización médica, no obstante, alertó que para aplicar cualquier tipo de medicación se debía seguir una serie de criterios éticos, como la transparencia sobre la naturaleza del fármaco, el consentimiento informado, libertad de elección, confidencialidad, respeto a la persona, preservación de la dignidad y la implicación de la comunidad.

también te puede interesar