Internacionales

En Honduras más de un millón de niños dejan la escuela

Se estima que 500 mil menores son explotados laboralmente

Trabajo infantil
Trabajo infantil |

Redacción Central |

Más de un millón de niños hondureños dejan la escuela y se estima que casi medio millón son explotados laboralmente, denunció la organización Casa Alianza, que trabaja con los menores que laboran o viven en las calles de este país centroamericano.

El director de la organización, José Guadalupe Ruelas, subrayó a la prensa que el Estado es el llamado a proteger a la niñez, pero no sucede así, pese a que de los 8,5 millones de habitantes que tiene el país, 3,7 millones son jóvenes menores de 18 años.

Señaló que la problemática en que vive la niñez y la juventud en este país es «dramática» y por ello hay diversas organizaciones de la sociedad civil que debaten las formas de combatir la exclusión social en que vive gran parte de la población.

“Tenemos que un millón no asisten a la escuela, 500 mil están siendo explotados laboralmente, unos ocho mil viven en las calles, sumado a que en 2013, dos mil niños de 12 años tuvieron que abandonar los estudios por amenazas de muerte y 17 mil familias tuvieron que dejar sus viviendas por la misma razón», apuntó Ruelas.

Manifestó que el gobierno hondureño pese a la expulsión de niños de Estados Unidos aborda la problemática de manera coyuntural y no como una crisis estructural que tiene unos 32 años.

Por su parte, Ubaldo Herrera, también directivo de Casa Alianza, advirtió que precisamente la situación de los niños migrantes representa muchos desafíos para el Estado, como para la sociedad civil; uno de ellos –acotó- es la reinserción a los centros educativos, garantizar la seguridad de estos niños en los barrios y colonias.

Es un reto muy grande porque los niños y sus familias han abandonado el país por la violencia, por la amenaza de ser captados por parte de las pandillas y el crimen organizado, y cuando miles de padres de familia ya se encuentran en Estados Unidos, indicó Herrera.

También relató que se han expandido los niños y niñas que viven o trabajan en las calles.

Anteriormente sólo se le veían en Tegucigalpa y la norteña ciudad de San Pedro Sula, ahora deambulan sin futuro en las calles de otras ciudades como Puerto Cortes, La Ceiba, El Progreso y Choluteca, agregó.

también te puede interesar