Internacionales

Donetsk condiciona el alto el fuego al reconocimiento de la República Popular

Anuncian reunión de grupo de contacto sobre la crisis de Ucrania el lunes en Minks, capital belarusa

República Popular de Donetsk
República Popular de Donetsk |

Redacción Central |

El cese del fuego en el este de Ucrania es posible si se reconoce a la República Popular de Donetsk (RPD) como Estado independiente, declaró el presidente del Consejo Supremo Borís Litvínov.

«Es posible si la reconocen como Estado independiente de jure y de facto. En este caso se podría desplegar un contingente de paz en la frontera entre Ucrania y la RPD para vigilar la línea fronteriza y prevenir la injerencia en nuestros asuntos internos», apuntó Litvínov en una entrevista con la agencia Ria-Novosti.

También destacó la necesidad de declarar una zona de exclusión aérea sobre las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk «puesto que la aviación ucraniana causa estragos en las minas, los barrios residenciales y las infraestructuras».

Desde mediados de abril pasado, las fuerzas de seguridad ucranianas combaten con las milicias de Lugansk y Donetsk, regiones que se rebelaron contra el Gobierno central tras el cambio de poder que se produjo en Kiev en febrero.

Hoy el ministerio belaruso de Relaciones Exteriores, sin ofrecer más detalles, que el grupo de contacto sobre la crisis  en Ucrania, formado por Kiev, Moscú y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), se reunirá el lunes en Minsk.
 
Poco antes, el presidente ruso, Vladimir Putin, y el jefe de Estado belaruso, Alexandre Lukashenko, precisaron que las conversaciones del grupo de contacto tenían que incluir «representantes de las autoridades de Kiev, de las regiones del sureste (de Ucrania), de la OSCE, y de Rusia».

Rusia, por su parte, negó hoy que sus tropas estén envueltas en acciones militares en territorio ucraniano, como aseguran Kiev y la OTAN.

La Federación Rusa no participa ni participará en acciones militares en Ucrania, aseguró Anatoli Antónov, viceministro de Defensa ruso.

«Lo que ocurre en Ucrania es una tragedia común para Rusia,  para Ucrania y para Europa, en general. Para nosotros es diez veces más doloroso, ya que el pueblo ucraniano fue, es y será un pueblo hermano», subrayó.

Ese es el motivo por el que Rusia desea un puente humanitario entre Rusia con Lugansk y Donetsk, regiones que han sido abandonadas por cientos de miles de personas desde el estallido del conflicto en abril.

«¿Qué enviamos? Harina, cereales, medicinas y pequeños generadores eléctricos para garantizar el trabajo de los hospitales», comentó.

también te puede interesar