Internacionales

Foro de Sao Paulo define rumbo de unidad e integración latinoamericana

Declaración de La Paz aboga por derrotar la pobreza y la contraofensiva imperialista frente al avance del progreso

Redacción Central |

El Foro de Sao Paulo reunido en su XX versión en La Paz se convirtió desde la primera jornada en una importante tribuna para analizar el camino de la integración latinoamericana y de respaldo a las justas demandas de muchos de los países de la región.

La reunión, en el Recinto Ferial Chuquiago Marka de la capital administrativa boliviana, enfatizó desde la denominada Escuela de Formación Política y en cada una de las mesas de trabajo, la importancia de la unidad para enfrentar la hostilidad imperialista, en momentos en que las fuerzas de izquierda ganan mayor espacio y acceden cada vez más a los gobiernos.

Delegados e invitados de Europa y Asia mostraron su solidaridad con Venezuela ante la ofensiva imperial y la complicidad de la derecha interna por ponerle fin al proyecto iniciado por el presidente Hugo Chávez.

Los representantes de los partidos asistentes al Foro insistieron también en el fin del bloqueo estadounidense contra Cuba, en el derecho de Argentina sobre las Islas Malvinas, y en la justeza del reclamo boliviano a Chile por una salida soberana al mar.

El delegado nicaragüense Jacinto Suárez, secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional, destacó que los conflictos entre países de la región –en alusión a Bolivia y Chile– deben resolverse si se pretende alcanzar una verdadera integración.

Para los invitados, algunos de naciones tan distantes como Italia, Japón y Vietnam, el Foro constituye un ejemplo de lo que se debe hacer para lograr la unidad plena de países y pueblos con muchísimas cosas en común.

En opinión de Marcos Causolo, del Partido de Refundación Comunista de Italia, Latinoamérica vive un momento excepcional de su historia, con la posibilidad de lograr lo que a otras regiones del mundo les está vedado: la integración.

Durante las cinco jornadas del Foro, fundado en la ciudad brasileña de Sao Paulo en 1990, personalidades de la política boliviana disertaron para los delegados e invitados, entre ellos, el vicepresidente Álvaro García Linera, quien destacó aspectos de las conquistas revolucionarias y dictó pautas para que los procesos no tengan regreso al pasado.

El canciller David Choquehuanca se refirió a la filosofía indígena del Vivir Bien y en armonía con la Madre Tierra y llamó a establecer relaciones de complementariedad con la naturaleza, además de  la unión de todos los pueblos.

La cita se realizó bajo el lema Por la Agenda de la Patria Grande: Derrotar la pobreza y la contra-ofensiva imperialista. Conquistar la paz, la integración y el Vivir Bien en nuestra América.

Su agenda incluyó una escuela de formación política sobre la crisis del capitalismo, encuentros de jóvenes, de mujeres y de afrodescendientes, así como un seminario sobre los gobiernos progresistas de la región, entre otras actividades.

también te puede interesar