Internacionales

Asesinan a dirigente campesina hondureña

La víctima encabezaba un grupo de agricultores, quienes estaban en una disputa por la legalización de tierras en el sector donde la mataron

Margarita Murillo
Margarita Murillo |

Redacción Central |

La presidenta de la Asociativa Campesinos de Producción Las Ventanas, Margarita Murillo, fue asesinada a balazos por varios individuos cuando cultivaba la tierra en la aldea hondureña El Planón, Villanueva.

Murillo de 56 años, era dirigente de un grupo de campesinos, quienes estaban en una disputa por la legalización de tierras en el mismo sector donde la asesinaron. Con anterioridad se desempeñó como promotora social y en el 2005 fue candidata a alcaldesa de Villanueva por el partido Unificación Democrática (UD).

El hecho ocurrió en horas de la mañana, cuando la dirigente campesina se encontraba sola en unas plantaciones, a pocos metros de su vivienda.

Miembros del grupo campesino manifestaron que la junta directiva fue citada el pasado martes a las oficinas del Instituto Nacional Agrario (INA) y en el lugar se dieron algunos enfrentamientos por la disputa de tierras.

Domingo Orellana, quien laboraba en otra plantación de la comunidad, afirmó que escuchó varios disparos, y al acudir encontró el cadáver de su dirigente bajo un árbol de mango.

“Hace cuatro meses, Margarita había sido nombrada presidenta de nuestro grupo y no tenemos ni idea de quién la pudo haber asesinado”, expresó Orellana, quien recordó que en abril pasado el grupo perdió violentamente a otro de sus miembros, Raymundo García, tesorero de la organización campesina.

Murillo era madre de cuatro hijos y algunos de sus parientes manifestaron que había sido amenazada en varias ocasiones, pero nunca imaginaron que la asesinarían.

La pequeña aldea donde mataron a la campesina es habitada por unas 15 familias. La comunidad está a más de una hora de la ciudad de Villanueva, por lo que las autoridades policiales investigarán a los habitantes del sector.

Las autoridades de Medicina Forense levantaron el cuerpo a eso de las cuatro de la tarde. En el lugar había cuatro casquillos de pistola 40 milímetros. “Tenía todas las heridas en la cara. Debe haber sido terrible porque al ser asesinada vio a su agresor”, dijo uno de los peritos que participaron en el levantamiento.

también te puede interesar