Internacionales

Hasta 70 por ciento de mujeres en México han experimentado violencia

Señalan que esa es una muestra palpable del altísimo nivel de discriminación, de la falta de oportunidades, y del abuso de poder que hay en la sociedad

Violencia
Un 70% de las mujeres en México han experimentado violencia |

Redacción Central |

Hasta el 70 por ciento de las mujeres en México han experimentado violencia física y sexual por parte de su pareja o de otras personas, informó el doctor José Edgar Naime, delegado estatal de Instituto de Seguridad de Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).

El funcionario añadió que desarrollan la campaña Únete al Día Naranja promovido por la ONU, para la concientización de la sociedad en la erradicación de la violencia doméstica.

Expresó que la violencia de la que son víctimas las féminas en México constituye un quebranto a sus derechos humanos y representa un grave problema que impacta en los servicios de atención médica y psicosocial.

«La violencia contra las mujeres es una muestra palpable del altísimo nivel de discriminación, de la falta de oportunidades, y del abuso de poder que hay en esta sociedad en donde se privilegian los derechos de los hombres» en ámbitos como el laboral y el educativo, entre otros, afirmó recientemente la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, Malú Micher.

Según datos de instituciones oficiales mexicanas, casi la mitad de las mujeres de más de 15 años han sido agredidas por su actual o última pareja a lo largo de su relación, sea de pareja, matrimonio o noviazgo.

Además, se estima que 1,2 millones de mujeres «enfrentaron violencia física muy grave o extrema» que puso su vida en riesgo.

La parlamentaria denunció que el Estado tiene una altísima responsabilidad de respetar, proteger y garantizar todos los derechos humanos de las mujeres, especialmente el de no ser discriminadas.

En muchos casos la violencia es ejercida por personas que conocemos, muy cercanas, por el abuelo, el hermano, el padre, el tío, y esto al Estado le ha costado mucho reconocerlo, apuntó.

Decían que la violencia era un asunto privado, que no era público y que el Estado no tenía nada que hacer al interior de esas cuatro paredes, añadió.

también te puede interesar