Internacionales

Reino Unido se propone nuevas medidas antiterroristas

Tras el asesinato de James Foley, podrá ser despojado de su nacionalidad cualquier británico que regrese de Siria o Irak, avisa ministra del Interior

Theresa May
Ministra del Interior del Reino Unido, Theresa May |

Redacción Central |

Tras el asesinato del reportero James Foley por un yihadista que hablaba con acento británico, la ministra de Interior del Reino Unido, Theresa May, planea introducir nueva legislación  antiterrorista, según el diario The Telegraph.

En estos planes se contempla revisar de nuevo las órdenes de prohibición dadas a grupos extremistas y a los predicadores radicales que incitan al odio.

«Volveré a revisar el caso de nuevas prohibiciones para los grupos extremistas que no llegan al umbral legal para ser proscritos por terroristas, así como nuevos poderes civiles para localizar a extremistas que busquen radicalizar a otros», apuntó.

May consideró además que la batalla contra los extremistas podría durar décadas: «Estaremos involucrados en esta lucha durante muchos años, probablemente décadas. Debemos darnos todos los poderes legales necesarios», advirtió.

En cuanto a aquellos que «insisten en viajar a combatir en Siria e Irak, serán investigados por la policía y los servicios de seguridad».

En el citado artículo de The  Telegraph, May citó además cambios en la ley para que los ciudadanos británicos que van a luchar al extranjero puedan ser despojados de su ciudadanía al regresar al Reino Unido.

«Aquellos que tengan doble nacionalidad, tengo el poder de despojarles de su ciudadanía y excluirles del país», avisó, y añadió que si bien es ilegal que un país deje sin nacionalidad alguna a sus ciudadanos, «cualquier británico que regrese de Siria e Irak se enfrenta a un proceso judicial en este país por participación en actividades terroristas en el extranjero».

Desde que el Ejecutivo de coalición de ‘tories’ y liberaldemócratas llegó al poder en 2010, más de 150 ciudadanos han quedado excluidos del Reino Unido por «comportamiento inaceptable» en este sentido y la policía ha retirado 28.000 elementos de internet relacionados con terrorismo.

En cuanto al reciente asesinato del reportero estadounidense James Foley, secuestrado en Siria en 2012, a manos de un yihadista con acento británico, y difundido en un vídeo en foros radicales, la ministra apuntó: «Ha demostrado una vez más la amenaza mortífera a la que nos enfrentamos por parte del terrorismo tanto en casa como en el extranjero».

también te puede interesar