Internacionales

Asesinan a otro afronorteamericano en Missouri

Disturbios prosiguen en Ferguson pese a despliegue de la Guardia Nacional

La Policía de EE.UU. mata a un segundo afroamericano cerca de Ferguson
Protestas en Ferguson por muerte a tiros de joven desarmado |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Un joven afronorteamericano murió a causa de disparos de un policía en San Luis (Missouri), a escasos kilómetros de la localidad de Fergurson, escenario de fuertes disturbios con la presencia de la Guardia Nacional por el asesinato hace unos días de otro del mismo grupo racial y etario a manos de un agente del orden público.

Las autoridades argumentaron el nuevo incidente con la supuesta necesidad de defensa de los uniformados cuando se vieron amenazados con un cuchillo por parte del presunto asaltante de un mercado.

El jefe del departamento de Policía de San Luis, Sam Dotson, se limitó a informar a la prensa que se investigará lo ocurrido, mientras los forenses declararon muerto al hombre de 23 años en el lugar de los hechos como consecuencia de los disparos.

Fuentes oficiales, mientras tanto, admitieron la continuidad de la violencia en Ferguson por la muerte de un ciudadano negro el pasado 9 de agosto a manos de un agente, quien le disparó en seis ocasiones, dos de estas a la cabeza.

El parte más reciente fija en dos hombres heridos de bala y 78 detenidos el resultado de una nueva noche de disturbios y protestas en la localidad estadounidense.

La policía alertó sobre el arresto de personas con armas de fuego al asegurar que los agentes han sido atacados sin disparar una sola bala.

El despliegue de la Guardia Nacional no ha logrado poner fin a la tensión desde el comienzo de las protestas raciales hace algo más de una semana tras la muerte de Michael Brown.

La policía utilizó vehículos blindados, gases lacrimógenos y bombas de humo para hacer retroceder a los centenares de manifestantes que volvieron a ocupar la Avenida West Florissant, de Ferguson, epicentro de las protestas pacíficas seguidas de choques violentos.

Los últimos enfrentamientos ocurrieron después de un día en el que un patólogo contratado por la familia de Brown señaló que el muchacho desarmado, recibió una herida de bala en el brazo derecho que indica que sus manos estarían en alto o él se encontraba de espaldas cuando fue baleado.

Testigos presenciales declararon desde un inicio que el joven tenía las manos por encima de su cabeza y no ofrecía resistencia cuando el policía Darren Wilson le disparó en repetidas ocasiones.

La autopsia independiente determinó que al joven de 18 años lo impactaron seis veces, incluyendo dos en la cabeza, un resultado similar al que reveló el examen forense realizado por el condado de San Luis, cuyas conclusiones se conocerán dentro de dos semanas.

Entretanto, el fiscal general, Eric Holder, informó que una tercera y última autopsia fue realizada la víspera por el Departamento de Justicia.

también te puede interesar