Internacionales

Genocidio de Israel quiebra frágil tregua en Gaza

Israel reanuda bombardeos con un niño palestino como primera víctima

Niño palestino muere en Gaza
Muere un niño palestino por un nuevo bombardeo israelí en Gaza | AFP

Redacción Central |

El genocidio palestino a manos de Israel fue más fuerte y terminó por imponerse sobre la frágil tregua de apenas 72 horas, con la reanudación de los bombardeos sobre la Franja de Gaza y saldo inicial de un menor asesinado, que se suma a unas mil 900 víctimas mortales civiles en algo más de un mes de agresión.

Con el argumento de responder al lanzamiento de cohetes de la organización Hamas hacia su territorio, Tel Aviv ordenó el reinicio de los ataques indiscriminados que el ejército insiste en asegurar van dirigidos solo contra sitios terroristas.

El primer ministro Benjamin Netanyahu dispuso responder de manera contundente a los ataques del movimiento islamista palestino Hamas, sin precisar la posibilidad de reanudar la invasión por tierra sobre el enclave palestino.

La agrupación armada Hamas negó toda participación o responsabilidad, tras las acusaciones por la explosión de dos supuestos misiles en el sur del país horas antes de terminar la tregua.

Antes de expirar el plazo, la radio y la televisión de Israel citaron fuentes militares al informar sobre cohetes lanzados por los palestinos, sin daños materiales ni humanos, para justificar el reinicio de la ofensiva.

La operación Barrera Protectora iniciada el 8 de julio pasado causó la muerte hasta la fecha de mil 900 personas, 80 por ciento de ellos civiles y unos 430 menores, según el Ministerio de Salud palestino, mientras la cifra de agresores abatidos en los combates se eleva a 64.

El fin de la tregua tuvo como antecedente las conversaciones en El Cairo que buscaban prolongarla, pero Hamas rechazó la condición impuesta por Tel Aviv de desarme total y reclamó, en cambio, el cese del bloqueo impuesto desde el 2006, la reconstrucción de la Franja de Gaza y la puesta en funcionamiento de un puerto marítimo propio.

Estimados preliminares fijan en unos seis mil millones de dólares las pérdidas provocadas por la agresión de Israel, que ha puesta en situación mucho más crítica la economía del enclave de 360 kilómetros cuadrados con una población superior al millón 800 mil habitantes.

también te puede interesar