Internacionales

Genocidio israelí se va de las manos de Obama

El mundo clama por el fin de la masacre de palestinos en Franja de Gaza

Obama y Kerry
Ante la crisis en Medio Oriente, Obama enviará a John Kerry esta semana a la región |

Redacción Central |

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, expresó profunda preocupación por el creciente número de víctimas civiles causadas por la agresión israelí a la Franja de Gaza que llega a conmover al propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una llamada al primer ministro Benjamin Netanyahu.

El Consejo de Seguridad de la ONU convocó una sesión de emergencia para analizar la situación, mientras Ban instó a Tel Aviv a hacer mucho más para no causar víctimas entre los civiles en su ofensiva militar en la Franja de Gaza, con saldo preliminar 450 palestinos muertos, 100 de estos durante la jornada dominical y más de tres mil heridos.

En mi viaje a Doha, indicó el secretario general, supe de la muerte violenta de decenas de otros civiles, entre ellos niños por los bombardeos al este de la ciudad de Gaza, acción que calificó de atroz.

Obama, sin dejar de defender a su aliado en la región decidió enviar al secretario de estado John Kerry de inmediato en busca de parar lo que el propio jefe de diplomacia de Washington consideró un infierno.

La evolución de los acontecimientos en la Franja de Gaza empieza a exasperar a los responsables estadounidenses, según coincidieron influyentes medios como The New York Times y The Washington Post.

Las autoridades de Israel rompieron una tregua humanitaria para asistir a los heridos y recuperar los cadáveres de civiles por el supuesto ataque de cohetes por parte del brazo armado palestino Hamas, con una ofensiva que supera el centenar de muertos palestinos con un contundente bombardeo nocturno.

La decisión de incrementar los ataques de la aviación y de buques hacia objetivos en la costa ocurre en momentos cuando las denominadas brigadas Azedín al Kasam, del movimiento islamista Hamas, anunciaron la captura en combate de un soldado enemigo y lo identificaron.

La agresión de Tel Aviv ha recibido la condena de decenas de países del mundo y apenas el respaldo de Estados Unidos y algunas Potencias Occidentales, apoyo que comienza a hacer agua ante la gravedad de los hechos y la muerte indiscriminada de niños, mujeres y ancianos.

El incremento de las acciones bélicas va acompañado de la amenaza israelí de movilizar a otros 20 mil hombres de la reserva para sumarlos a los casi 40 mil que participan en la agresión por tierra.

De acuerdo con datos de la resistencia palestina, reconocidos por fuentes en Tel Aviv, la fase terrestre del genocidio ya comienza a provocar bajas en las filas agresoras, con 13 uniformados muertos en las últimas 24 horas, para llegar a un total de 18 desde que comenzó la operación castrense.

también te puede interesar