Internacionales

Inminente catástrofe humanitaria en Donbass

Advierten sobre acciones ucranianas de limpieza étnica en República rebelde

Alexánder Borodai
Primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexánder Borodai |

Redacción Central |

Las autoridades ucranianas insisten en acciones para lograr caos y una catástrofe humanitaria en la región del sureste para provocar la salida de los rusoparlantes en un plan de limpieza étnica, denunció el primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexánder Borodai.

En rueda de prensa, el líder rebelde aseguró que Donetsk apenas posee reservas de agua para una semana en una ciudad cuya población está por el orden del millón de habitantes.

Los reiterados bombardeos y el fuego de los miles de efectivos que reprimen a la población de la región conocida como Donbass, la dejaron sin suministro del líquido vital debido a una avería en una estación de bombeo, pese al anuncio del viernes por parte del presidente ucraniano, Pioter Poroshenko, del plan pacificador para el este de Ucrania.

Kiev moviliza aviación, blindados, lanzacohetes múltiples, morteros, otras armas pesadas y hasta bombas de racimo e incendiarias de fósforo blanco, prohibidas por convenciones internacionales, advirtió Borodai al reiterar la destrucción de la infraestructura general de la urbe.

Según el plan de Poroshenko, se crearía un corredor de 10 kilómetros en la frontera ruso-ucraniana para facilitar la retirada del país de los antigolpistas rusoparlantes, a quienes denomina grupos armados ilegales, y el desarme total de los rebeldes.

Sin embargo, descarta el compromiso oficial con la federalización, el estatus legal de la lengua de los rusoparlantes y la mayor autonomía económica exigida por las autodefensas que combaten contra el Ejército en Donetsk y Lugansk.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, por su parte, alertó contra la idea de que los habitantes del sureste sublevados tras el golpe de Estado del pasado 22 de febrero tengan que salir de Ucrania, y subrayó que se trata de un intento de limpieza étnica.

también te puede interesar