Internacionales

Nicaragua llama a ejecutar acuerdos climáticos (+Discurso íntegro)

Califica de irresponsable asumir compromisos sin las finanzas necesarias para cumplirlos, durante la Convención Marco sobre el Cambio Climático celebrada en la urbe alemana de Bonn

Oquist en la ONU
|

Redacción Central |

Nicaragua se pronunció en Bonn, Alemania, por implementar los acuerdos sobre cambio climático, y para ello insistió en las finanzas necesarias para su adaptación.

Paul Oquist , representante de nuestro país en la ronda de negociaciones de la Convención Marco sobre el Cambio Climático que se celebra en la urbe alemana, señaló que es irresponsable en cualquier organización asumir compromisos sin contar con la voluntad, la capacidad, las tecnologías y las finanzas necesarias para cumplirlos.

Advirtió en su discurso que la proporción de quienes niegan la existencia del cambio climático es una minoría tendente a ser menor en el curso de un siglo cada vez más afectado.

Sin embargo, añadió, que es un mayoría creciente la proporción de personas que no cree que las organizaciones internacionales y los gobiernos del mundo son capaces de hacer frente al problema.

«No es que no hay acuerdos, existen Kioto y Bali, pero no hay implementación de los acuerdos. No podemos seguir así. Es irresponsable en cualquiera organización asumir compromisos sin contar con la voluntad, la capacidad, las tecnologías y las finanzas necesarias para cumplirlos», enfatizó el representante nicaragüense.

En otra parte de su discurso, afirmó que la razón por la cual Nicaragua puede construir un canal, que pueda atender los buques más grandes en los mares hoy en día y en el futuro cercano, es porque existen suficientes recursos hídricos. No obstante, aclaró que tenemos que proactivamente sembrar agua, fijar nuestros suelos y crear hábitat para un repunte de la biodiversidad, fortaleciendo así nuestra capacidad de adaptabilidad al cambio climático.

A continuación el discurso completo del doctor Oquist:

Intervención de Nicaragua en reunión sobre protocolo de Kioto

Dr. Paul Oquist

Bonn, Alemania

4 Junio, 2014

Señor Presidente:

Nicaragua apoya la posición del G-77+China presentada por la República Plurinacional de Bolivia.

Los costos del decenio perdido, que vivimos desde Copenhague, se tornan cada vez más evidentes. La meta de contener el calentamiento global en menos de 2 grados centígrado en este siglo ya es un fracaso. El IPCC actualmente maneja escenarios de 3.7 a 4.8 grados. Hace dos años el Banco Mundial nos señaló que podemos y tenemos que evitar un mundo de 4 grados. La Agencia Internacional de Energía maneja escenarios que oscilan entre 3.5 grados a 6 grados. Incluso indican que sólo el actual incremento del uso de gas natural conducirá a un aumento de 3.5 grados. La lectura de CO2 de la atmósfera en la estación científica de Mauna Loa ya pasó los 400ppm camino a 450ppm o más.

Las listas de cambios políticos nacionales y mundiales, que son necesarios para rescatar la meta de 2 grados, no se realizarán y creo que todos lo sabemos. No hay ni el liderazgo ni la voluntad ni la visión ni la audacia política requerida.

La negación del fracaso de los 2 grados es nociva, porque nos reduce el sentido de urgencia. Crea una especie de “Convention Business as Usual”. Nos reduce la conciencia sobre el hecho de que no resolveremos esto sólo en Bonn, Caracas, Lima, ni siquiera en París. Se requiere una movilización ambiental, social y política, masiva y significativa, que presione a la acción y genere un costo político inaceptable de la inacción, de tal manera de hacer frente a este mayor desafío de la humanidad.

Lo que necesitamos es un acuerdo legalmente vinculante, que reconozca los diferentes grados de desarrollo, así como la responsabilidad y diferenciación con relación a quienes causaron y quienes sufren las consecuencias de este fenómeno. Este acuerdo debe además contener compromisos obligatorios de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y también compromisos financieros, de transferencia de tecnología y del fortalecimiento de las capacidades de los países en desarrollo.

¿Suena familiar? Sí, Kioto es un acuerdo excelente que desde Copenhague ha sido sistemáticamente debilitado año con año.

Cometimos el error de extender un cheque en blanco en Durban sin fecha y sin monto para el segundo período de compromiso. Reincidimos en el mismo error en Doha. Estos cheques en blanco no se han convertido en efectivo. Lo negativo de esto es que obviamente reduce la presión para la ambición cuando se postergan las decisiones a un futuro indeterminado. Más bien lo que necesitemos es negociar y lograr verdaderos compromisos por consenso.

Es loable que haya países participando en el segundo período de compromiso. Es necesario señalar la responsabilidad de los países desarrollados, que no son partes del Anexo I ni parte del segundo período de compromiso, que tienen que realizar acciones comparables en la reducción de sus emisiones.

Muchas gracias Señor Presidente.

también te puede interesar