Internacionales

Nuevos ataques de Boko Haram dejaron más de 200 muertos

En su más reciente acción violenta los extremistas, que aparentaban ser predicadores, dispararon contra pobladores de Barderi, en el norte de Nigeria

Abubakar Shekau
Abubakar Shekau, líder de Boko Haram |

Redacción Central |

Residentes de Barderi, en el norte de Nigeria, denunciaron que miembros de la milicia radical islámica Boko Haram, que aparentaban ser predicadores, abrieron fuego este miércoles contra una multitud, lo que ocasionó la muerte de al menos 45 personas.

Afirmaron que tras dar un sermón los extremistas reunieron a varias personas y comenzaron a ejecutarlas.

Medios locales añaden que los ataques de los radicales el pasado lunes en varias localidades del norte de Nigeria dejaron al menos 200 muertos.

Precisaron que los extremistas, disfrazados de militares, asaltaron las urbes de Attagara, Agapalawa y Aganjara, en la región de Gwoza.

«Cuando llegaron los atacantes, muchos residentes pensaron que eran militares de verdad. No se les pasó por la cabeza que fuera Boko Haram. En las aldeas hay unos 200 cadáveres todavía por enterrar», explicó Ngalamuda Ibrahim, un vecino de Gwoza.

El senador por esa región, Muhammed Ndume, denunció que los ciudadanos de la zona están sometidos al yugo de la secta extremista, y criticó lenta reacción del gobierno federal respecto a esa situación.

Desde enero pasado las acciones violentas de la milicia en el noreste nigeriano ha ocasionado la muerte de cerca de dos mil personas.

La organización islamista secuestró el pasado 14 de abril a 223 niñas en una escuela de Chibok, en el estado de Borno.

De esas menores lograron escapar más de 50, en tanto las otras continúan raptadas.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha provocado más de cuatro mil muertos.

también te puede interesar