Internacionales

Corte decide ocultar secretos de Bahía de Cochinos

Falló en contra de hacer público el último volumen de la CIA

Bahía de Cochinos, Cuba
Bahía de Cochinos, Cuba | Juventud Rebelde

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Corte de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia emitió un fallo en contra de hacer público el último volumen de la CIA sobre la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba entre el 15 y el 19 de abril de 1961, informa la web The Dissenter.

La corte decidió que la CIA puede mantener esos datos en secreto basándose en una excepción del Acta de Libertad de la Información (FOIA, por sus siglas en inglés). La excepción tiene el supuesto fin de proteger los memorándums o cartas entre las agencias del gobierno de EE.UU. o a lo interno de éstas.

El fallo negativo se dio a raíz de una solicitud del Archivo Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), un instituto independiente de investigación que a lo largo de las décadas ha logrado recopilar una gran cantidad de información sobre la política exterior de los Estados Unidos.

Anteriormente, ese Archivo había recibido un fallo negativo de una apelación ante esa misma corte.

La decisión ahora  fue controversial, pues la  opinión fue redactada por la jueza Brett Kavanaugh, designada por George W. Bush y una de las principales redactoras del «Informe Starr», con el que en 1998 se buscó hacerle un juicio político al demócrata Bill Clinton por el affair Monica Lewinski,  pero otra jueza, Judith Ann Wilson Rogers, designada por Clinton, emitió una opinión de reserva en la que enumeró una serie de críticas al fallo de la Corte.

De acuerdo a este fallo,  el «privilegio de proceso deliberativo» aplicado para impedir que se sepa la verdad sobre la invasión contra Cuba en 1961, se basa en la «lógica» de «promover el intercambio de ideas franco y sincero en el proceso de toma de decisiones entre las agencias» del gobierno estadounidense.

Según el comunicador Kevin Gosztola, hay «algunas preguntas críticas que hacer en respuesta a esta decisión: ¿Qué es exactamente lo que la CIA está manteniendo en secreto? ¿Por qué la agencia ha hecho públicos, con unos pocos cambios, otros volúmenes de la historia? ¿Es esta interpretación de la ley tan siquiera razonable?».

Según Gosztola, en este caso se aplicó «lo que los expertos de la FOIA acostumbran llamar excepción de retener lo que a uno le da la gana».

Ya en 2011, el NSA había logrado liberar por medio de la FOIA y con «redacciones mínimas», los volúmenes I, II y IV del informe escrito por Jack B. Pfeiffer. El volumen III fue liberado en 1998 y el volumen IV ya había sido liberado antes, en 1987, como un «borrador». Por esta razón no se entiende qué hay de extremadamente secreto en el volumen V.

En su opinión de reserva, la jueza Rogers se pregunta «por qué el hacer público el borrador del volumen V expondría el proceso de toma de decisiones de una agencia de manera que… socave su capacidad para llevar a cabo sus funciones».

¿Será por puro fundamentalismo ideológico o porque todavía hay más secretos sucios muy dañinos para los Estados Unidos que no han sido revelados sobre la invasión de Bahía de Cochinos? ¿Puede ser que en la presente coyuntura, los órganos de espionaje del imperio no aguanten más revelaciones que ponen a los EE.UU. como un estado forajido?

El director ejecutivo del Archivo Nacional de Seguridad, Tom Blanton, considera que esta decisión de la corte de apelaciones pone «a la mitad de los contenidos de los Archivos Nacionales» fuera del alcance de la FOIA.

Nicaragua tuvo un negro capítulo en las acciones de Bahía de Cochinos durante el gobierno somocista, pues fue cómplice de esa agresión contra Cuba con su apoyo político, material y territorial.

también te puede interesar