Internacionales

Detienen ejecución de reo en Texas

La suspensión se produjo dos horas y media antes de que lo llevaran a la cámara de la muerte

Suspenden ejecución del reo Robert James Campbell
Suspenden ejecución del reo Robert James Campbell | Veooz

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Tribunal de Apelaciones del quinto Distrito de Estados Unidos suspendió la ejecución del reo Robert James Campbell unas dos horas y media antes de que lo llevaran a la cámara de la muerte en Texas.

Esa instancia se basó en que el acusado y sus abogados no han tenido una oportunidad justa de desarrollar sus alegaciones de problemas mentales.

Según Amnistía Internacional, en Texas fueron ejecutadas más de 460 personas desde que la pena de muerte se reimplantó en Estados Unidos, casi un 39 por ciento de las de todo el país desde 1977.

La pena de muerte en Texas se caracteriza por la arbitrariedad, la discriminación, los frecuentes errores y la inevitable crueldad de esta obsoleta práctica, señaló esa organización.

Entre los ejecutados se encuentran menores, personas con enfermedades mentales, que no gozaron de una efectiva defensa y otras cuya culpabilidad estaba en duda, aseguró.

La de Campbell iba a ser la primera ejecución de un reo tras la aplicada en Oklahoma donde el condenado murió agonizante tras un deficiente proceso.

Los abogados y un grupo de activistas presentaron el recurso de apelación para reclamar el aplazamiento de la ejecución hasta que el estado revele qué compañía provee los componentes de la inyección letal, según figura en la documentación remitida a los magistrados.

La abogada Maurie Levin, que lidera la apelación, explicó que «Texas ha empezado a seguir el camino del secretismo como Oklahoma hace poco, cuando compró el lote más reciente de fármacos para la inyección letal”.

La petición para aplazar la ejecución en Texas argumenta que los derechos de la Octava enmienda a la Constitución de Estados Unidos solo pueden protegerse «si se provee la información requerida para asegurar que una ejecución no constituya una tortura”.

La ejecución de un reo en Oklahoma fue tortuosa el pasado 29 de abril, al alargarse cuarenta minutos desde que se inyectó la combinación letal al preso. Los funcionarios intentaron parar en vano el ajusticiamiento al detectar las complicaciones y decidieron suspender otra muerte prevista para ese mismo día.

Además, a última hora del lunes The Arc of the United States, una entidad nacional que defiende los derechos de personas con discapacidad intelectual, envió una carta al gobernador de Texas, el republicano Rick Perry, para que parara la ejecución de Campbell.

La misiva dirigida también a la Junta de Perdones alega una supuesta discapacidad intelectual en el condenado y pide que se reduzca la pena a cadena perpetua.

Una sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos, la máxima instancia judicial del país, prohibió en 2002 la ejecución de personas con discapacidad intelectual, aunque no definió el término.

Campbell, según su ficha penitenciaria, es un afroamericano de 41 años que violó y asesinó en Houston en 1991 a Alexandra Rendon, una mujer de 20 años que fue secuestrada en una gasolinera y llevada a un descampado.

también te puede interesar