Internacionales

Colombia: Diálogo de paz aborda drogas ilícitas

Representantes de la guerrilla y el gobierno colombianos dialogan en La Habana sobre drogas ilícitas, en el XXII ciclo  de las conversaciones para la paz

Redacción Central |

Los representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-ep) y del gobierno de ese país abordan este viernes el tema sobre las drogas ilícitas, como parte del XXII ciclo de las conversaciones de paz, las cuales se realizan en La Habana desde noviembre de 2012.

Este nuevo ciclo del diálogo se inició el jueves con el rechazo de los guerrilleros a la revocación del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, firmada por el presidente de ese país, Juan Manuel Santos, acción gubernamental considerada como un golpe de mano y que genera desconfianza sobre el cumplimiento de los acuerdos tomados mediante consenso por las dos partes.

Asimismo, se recordó la negativa gubernamental sobre las propuestas de las Farc-ep de un alto el fuego y la firma de un tratado de regularización de la guerra para reducir al máximo posible los efectos de la contienda en la población civil y los combatientes.

También, se reiteró la necesidad de lograr una solución definitiva del conflicto con el gobierno, así como establecer una comisión esclarecedora de la verdad e historia de la confrontación.

Los representantes de la insurgencia denunciaron que su contraparte en la mesa de diálogo de La Habana ha demorado la respuesta a la petición de crear una instancia que indague sobre las responsabilidades de los diversos actores.

La delegación de las Farc-ep rechazó las pretensiones gubernamentales de poner del lado de la guerrilla toda la responsabilidad de los daños, lo cual considera es una apreciación irreal que mina la intención de llegar a la paz y reconciliación nacional, porque en este conflicto no existe un vencedor y la comisión debe indagar sobre todos los daños y quiénes fueron los causantes.

En este ciclo los representantes de la guerrilla y del gobierno abordan el punto tres de una agenda que abarca seis temas.

En el acápite de las drogas ilícitas la delegación de las Farc-ep  propuso un plan para la regularización del cultivo y comercialización de plantas empleadas en la producción de estupefacientes, con el objetivo de tener un control eficaz de estas.

también te puede interesar