Internacionales

Haití y San Vicente y las Granadinas destacan obra de la Celac

La fuerza del organismo regional radica en la diversidad, la complementariedad y los deseos de avanzar hacia la unión

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Diplomáticos de Haití y San Vicente y las Granadinas destacaron la obra conjunta de Cuba y el Caribe a favor de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cuya II Cumbre se celebrará la próxima semana la capital de la nación antillana.

El embajador de Haití en La Habana, Jean Victor Généus, resaltó que la fuerza del organismo regional radica en la diversidad, la complementariedad y los deseos de avanzar hacia la unión.

En ese sentido, ratificó la necesaria integración del área para solucionar los problemas de los distintos países que la componen.

Según Généus, tenemos economías asimétricas, diferencias en los modelos económicos, pero hay una voluntad común para salvar esas distancias.

Por su parte, Dexter E. M. Rose, embajador de San Vicente y las Granadinas, valoró la importante contribución de Cuba, ejemplo de dignidad para todos, al frente de la presidencia pro témpore de ese mecanismo de concertación.

Para el diplomático, como dijo Martí: la mejor manera de decir es hacer, y la obra hecha hasta ahora por la CELAC demuestra que es posible funcionar de una forma distinta, y que es factible trabajar en modos diversos.

Tenemos que ser resueltos, no podemos actuar con miedo, esperando que alguien nos dé las respuestas, las soluciones están en nosotros, aseveró.

Veo con muy buenos ojos el hecho de que gobiernos de distintos colores y matices se puedan sentar y crear una organización en la que nosotros llevamos la voz cantante, y donde no vamos a replicar o a repetir lo que algún amo quiere que nosotros digamos, expresó.

Subrayó que por primera vez tenemos gobiernos que pese a diferencias ideológicas, están mucho más enfocados en dar una vida digna a sus pueblos.

Y ahora que la presidencia pro témpore pasará a Costa Rica de manos de Cuba, estoy seguro que la Comunidad no se va a detener, yo soy optimista, afirmó el decano del cuerpo diplomático caribeño y latinoamericano acreditado en La Habana.

A su juicio, entre las expectativas que despierta la Cumbre de La Habana, comentó la continuidad de un proceso que debe mirarse con optimismo y cautela, porque hay quienes no descansan en su empeño de destruir esa naciente unidad.

también te puede interesar