Internacionales

El nacimiento de la Celac

Desde su fundación en 2011, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños aboga por la soberanía de la región

celac
Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños |

Redacción Central |

Impulsada por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, en diciembre de 2011 se creó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), organismo que representa una alternativa a la Organización de Estados Americanos (OEA).

En la cumbre fundacional de la Celac, celebrada en Venezuela, líderes latinoamericanos y caribeños destacaron la importancia medular del nuevo mecanismo para el desarrollo, unidad y soberanía de la región.

“¿Hasta cuándo vamos a ser nosotros la periferia atrasada, explotada y mancillada? (…) Vacilar sería perdernos. Avancemos sin vacilación, que este es el camino. La unidad, la unidad, la unidad. Solo la unidad nos hará libres, independientes”, afirmó en la cita Chávez.

Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, apuntó que con la fundación de la Celac los países de la región mostraban esa vocación para crear un futuro común, sin injerencias de cualquier tipo.

En tanto, la jefa de Estado de Argentina, Cristina Fernández, afirmó que ese organismo de integración representaba una “posibilidad histórica” para la región.

En la I Cumbre de la Celac, efectuada en Santiago de Chile en enero de 2013, el presidente nicaragüense Daniel Ortega, destacó que la nueva organización iría a “fortalecer la lucha por la justicia, la paz, la equidad, la lucha por la dignidad” del continente.

Por su parte, el primer mandatario chileno, Sebastián Piñera, resaltó las posibilidades del foro para trabajar, entre todos los países, por mejorar la calidad de vida de los pueblos.

“En términos estratégicos, nos brinda el instrumento político requerido para aunar voluntades, respetar la diversidad, resolver diferencias, cooperar por el bien de nuestros pueblos y solidarizarnos los unos con los otros. Su éxito dependerá del carácter y la sabiduría de sus miembros, que somos las 33 naciones independientes situadas entre el Río Bravo y la Patagonia”, añadió el jefe de Estado cubano Raúl Castro.

Desde su creación la Celac ha devenido como el espacio de diálogo, concertación y defensa de la soberanía. Con esta II Cumbre continuará materializándose el interés de la región de afianzar su independencia.

El primer gran antecedente de la conformación de un espacio de diálogo entre los países hispanoamericanos fue el Congreso Anfictiónico realizado en Panamá los día 22 de junio y 15 de julio de 1826.

Convocado por Simón Bolívar en 1824 el evento instó a la reflexión sobre temas de interés en el ámbito internacional y otros relacionados con la consolidación de los logros alcanzados en el campo de batalla, el resguardo de los intereses de las nuevas naciones frente a las potencias europeas que querían recuperar los dominios perdidos en el nuevo mundo, así como el fortalecimiento de la amistad entre los estados.

Aunque los intereses del Congreso no se materializaron en esa época, numerosos fueron los intentos por lograr la conformación de un ente que garantizara la unidad y la cohesión entre los países de la región.

Con la creación de la Celac finalmente se logró el sueño del Libertador.

La Celac está integrada por Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

también te puede interesar