Internacionales

La pedofilia afecta a la iglesia

El Vaticano reconoció que miembros del clero han abusado de niños

Mons. Silvano Tomasi,
Mons. Silvano Tomasi, Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas | Gaudium Press

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El representante de la Santa Sede ante Naciones Unidas, en Ginebra, monseñor Silvano Tomasi, reconoció que existen responsables de abusos sexuales contra menores en todas las profesiones, incluso entre miembros del clero y personal de la iglesia.

En una comparecencia ante el Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño aseguró que la cuestión de los abusos contra los infantes es particularmente grave cuando se trata de personas que tienen una gran confianza y deben proteger todos los elementos de la persona, incluida su salud física, emocional y espiritual.

«Esta relación de confianza es crítica y requiere de un gran sentido de responsabilidad y respeto hacia la persona que se sirve», aseguró.

Tomasi recalcó que no hay excusa posible a los casos de explotación y violencia contra los infantes.

Rememoró que a propósito de los escándalos de los últimos años el Vaticano ha delineado políticas y procedimientos para ayudar a eliminar tales abusos y colaborar con las autoridades estatales respectivas para luchar contra este delito.

Se trata de la primera vez que la jerarquía de la Iglesia Católica participa en un escrutinio público de los abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes.

El órgano de la ONU dedica su sesión de este jueves a evaluar cómo la Santa Sede está cumpliendo los compromisos asumidos al ratificar la Convención de los Derechos del Niño.

Por su parte, el papa Francisco calificó como una vergüenza los numerosos escándalos que han afectado a la iglesia.

Durante su homilía en la tradicional misa matutina en su residencia, en la Domus Santa Marta, aseguró que “esas personas no tenían unan relación con Dios. Tenían un posición en la Iglesia, una posición de poder, y también de comodidad, pero no la palabra de Dios”.

El Sumo Pontífice lamentó que la Santa Sede sea en el mundo un emblema de corrupción, convirtiéndose en motivo de burla de la gente.

también te puede interesar