Internacionales

Ola de frío polar, secuela del cambio climático

El fenómeno es consecuencia de modificaciones en las medias de las precipitaciones y las temperaturas

hombre retira el hielo
Un hombre retira el hielo en una rampa peatonal, en Canadá. | El Comercio

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La ola de frío procedente del Polo Norte que está afectando seriamente a Estados Unidos y Canadá puede ser producto del cambio climático, aseguró John Holdren, asesor de Ciencia y Tecnología del presidente estadounidense Barack Obama.

Holdren explica, a través de un vídeo difundido en la página digital de la Casa Blanca, que cómo un creciente cuerpo de evidencias apunta a que la tendencia general es que media anual de temperaturas y precipitaciones está cambiando a nivel mundial y que la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos está incrementándose.

El científico añade que la causa de este clima invernal es el vórtice polar, una corriente de aire fría cuya intensidad depende de la diferencia de temperatura entre el Ártico y las latitudes medias en el hemisferio norte.

Asimismo refiere que los episodios de frío extremo como el que afecta a buena parte del país norteamericano son «una tendencia que se va a repetir cada vez con más frecuencia mientras continúe el cambio climático».

En relación a este último detalle, recuerda el especialistas que el Ártico se está calentando «dos veces más que en las latitudes medias», donde se ubica Estados Unidos lo que debilita la intensidad del chorro polar, provocando ondas de aire frío más pronunciadas que  llegan más al sur.

En conclusión, opina el John Holdren que en el futuro se puede esperar que, como resultado del calentamiento global, se observen más fenómenos de este tipo y olas de frío en las latitudes medias y más olas de calor en las latitudes localizadas más al norte.

Según los científicos, el cambio climático ocurre como consecuencia de modificaciones en las medias de las precipitaciones y de las temperaturas. También puede provocar un aumento de la frecuencia de eventos extremos, como olas de calor o de frío y la proliferación de ciclones en el Pacífico y de huracanes en el Atlántico.

también te puede interesar