Internacionales

Más de 100 personas fingieron traumas por los atentados del 11-S

La Fiscalía acusa a 106 personas de simular trastornos para reclamar ayudas públicas del gobierno estadounidense

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Policías y bomberos de Nueva York fingieron sufrir trastornos mentales relacionados con los atentados del 11-S (11 de septiembre de 2001) para conseguir indemnizaciones públicas.

Los acusados forman parte de un grupo de 106 personas quienes están implicados de un fraude a la Seguridad Social que puede alcanzar los 400 millones de dólares, informó una fiscalía del distrito de Nueva York.

Durante casi tres décadas, un abogado, dos policías jubilados y un consultor prepararon a cientos de personas para que se presentaran a pruebas psicológicas con los síntomas típicos de la depresión y con frases repetidas cada año en los exámenes oficiales: «Me paso el día dormitando», «soy incapaz de hacer cualquier tipo de trabajo dentro o fuera de la casa», «me paso la noche despierto», etc.

Entre los 80 policías y ocho bomberos acusados este martes, cerca de la mitad utilizaron el 11-S como parte de sus problemas y solían insistir en su miedo a los aviones o a entrar en rascacielos. Muchos de ellos aseguraban que no tenía ninguna relación con familiares y amigos y que no podía salir de casa.

Pero según las investigaciones, el panorama cotidiano que vivían era muy diferente. «Uno de los acusados pilotaba un helicóptero, otro jugaba al ‘blackjack’ en Las Vegas, otro trabajó en un puesto de ‘cannoli’ del festival San Gennaro en Manhattan, otro conducía una moto de agua y otro enseñaba artes marciales». Otros “presumían de su estilo de vida en Facebook o en YouTube”.

El fiscal de Nueva York, Cyrus Vance, mostró las fotos de algunos de los que decían no poder salir de casa por los efectos del 11-S: Uno de los policías mostraba su moto acuática y saludaba sin rastro alguno de la afectación en su estado emocional y síquico; en otra imagen se aprecia una imagen en Facebook de otro oficial entusiasmado con el pez que había capturado en una de sus salidas en barco.

Lo más sorprendente son las grabaciones presentadas en la audiencia… claramente se logra escuchar «Cuando hables con el tipo, no lo mires directamente…Tienes que intentar demostrar que estás deprimida, que no puedes, que no tienes ganas de nada. Y, si puedes, haz como que tienes ataques de pánico».

Por su inestabilidad psicológica, los trabajadores públicos cobraron, según fuera el caso, una  media de entre 30 mil a casi medio millón de dólares al año.

también te puede interesar