Internacionales

Piden Argentina y Brasil cambios en Naciones Unidas

Encabezaron las solicitudes de cambio en la estructura de la ONU y del sistema económico mundial, así como el sistema de veto establecido.

presidentas Cristina Fernández - ONU
Las presidentas Cristina Fernández, de Argentina, y Dilma Rousseff, de Brasil, encabezaron las solicitudes de cambio en la estructura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) | amazonaws

Redacción Central |

Encabezaron las solicitudes de cambio en la estructura de la ONU y del sistema económico mundial, así como el sistema de veto establecido.

Las presidentas Cristina Fernández, de Argentina, y Dilma Rousseff, de Brasil, encabezaron las solicitudes de cambio en la estructura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como el injusto poder de veto que disfrutan en el Consejo de Seguridad los miembros permanentes, por encima de la opinión de la Asamblea General del organismo mundial.

En sus discursos en la Asamblea General de la ONU ambas jefas de Estado señalaron, además, la necesidad de modificar el sistema económico que se mantiene en el planeta, en el cual los países menos desarrollados son los que sufren las consecuencias de las crisis que provocan las grandes potencias.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, inició los discursos en la Asamblea General de la ONU, porque su país es tradicionalmente el primero que interviene, en el que criticó fuertemente el espionaje que ha sufrido esta nación suramericana por parte de Estados Unidos, y que motivó la suspensión de su visita oficial a Washington.

Advirtió que habrá una derrota colectiva si no se produce una reforma del Consejo de Seguridad para 2015, ya que el organismo mantiene una limitada representación que no sirve para afrontar los retos del siglo XXI.

Como ejemplo, Rousseff citó la inacción del Consejo ante la guerra civil en Siria, que dura ya dos años y en la que intervienen muchos mercenarios de diversos países, así como la parálisis ante el conflicto israelo-palestino.

La mandataria brasileña insistió también en la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) que debe reflejar, igual que en el Consejo de Seguridad, el peso de los países emergentes.

En su turno, la presidenta argentina, Cristina Fernández, denunció el doble estándar de los países poderosos que con frecuencia causa bloqueos en la Naciones Unidas y sentimiento de injusticia en el resto del mundo.

Fernández dijo que existe una necesidad de acabar con este doble estándar y de que las decisiones y resoluciones de Naciones Unidas se cumplan a rajatabla, para débiles y para fuertes, para grandes y para pequeños.

Destacó que el Consejo de Seguridad se ha demostrado antifuncional y obsoleto, no solo su falta de acción ante la guerra civil en Siria, sino también en otros frentes que afectan a la paz y la seguridad en el mundo.

Sobre el bloqueo del Consejo de Seguridad en el conflicto sirio, recalcó que ahí y en otros casos, si una de las partes que tiene interés tiene derecho a veto, este derecho se convierte en un obstáculo para la solución del conflicto.

El presidente de Uruguay, José Mujica, reivindicó ante el pleno la búsqueda de acuerdos mundiales que defiendan la vida y acaben con la pobreza.

También insistió en que el mundo requiere a gritos leyes mundiales que respeten los logros de la ciencia, y reivindicó que a través de esta, y no de la cúspide bancaria, habría de gobernarse el planeta.

también te puede interesar