Internacionales

Desata Festival de la carne de perro amplia polémica en China

Asociaciones y entidades protectoras de animales promueven un documento en el que demandan la suspensión del evento

Desata Festival de la carne de perro
Desata Festival de la carne de perro amplia polémica en China. | Internet

Redacción Central |

Asociaciones y entidades protectoras de animales promueven un documento en el que demandan la suspensión del evento

El festival de la carne de perro ha desatado una amplia polémica en una parte de la población que junto a asociaciones y entidades protectoras de animales en China promueven un documento en el que demandan la suspensión del evento pues consideran que el consumo de esta carne es brutal e inhumano.

El documento del Centro de Investigación para la Protección de los Animales de la Universidad de Ciencias Políticas de Xibei y la Asociación de Protección de los

Animales Pequeños de China denuncia la matanza de perros para el festival y un mercado negro de esta carne, aparte de deficiencias en la inspección y cuarentena, de los canes por lo que demanda al Gobierno de Yulin que «cancele el festival».

El debate se extiende a las redes sociales chinas, en las que las opiniones están dividas entre aquellos que consideran que no hay nada malo en preservar esta tradición y quienes están en contra del consumo de carne de perro.

Las personas y entidades que se oponen consideran que el consumo de esta carne es brutal e inhumano, mientras que los que apoyan el festival defienden que la ingesta de esta carne es similar a la del pollo, cerdo, o res.

Por su parte el subdirector del Centro de Investigación de la Cultura y Costumbres de Guangxi, Xie Pingxiang, argumenta que «comer carne de perro es una costumbre alimenticia entre los ciudadanos, no es ilegal y no tiene relación ni contradice la

moral».

Sobre el tema, un funcionario de la ciudad de Yulin declaró, que hasta el momento no existe ningún documento para prohibir el consumo de carne de perro y agregó que «cambiar una costumbre de miles de personas necesita tiempo».

Según los medios chinos, desde hace varios días en los mercados de Yulin se pueden ver filas de canes sacrificados y carne de perro cocida, que se vende, por kilo, en torno a los 60 yuanes (9,7 dólares, 7,50 euros).

La costumbre de comer carne de perro es muy antigua. ¿Cómo podrían acabar con ésta?» se preguntó una vendedora de este tipo de carne de perro en Yulin. Para el sociólogo Xia Xueluan, de la Universidad de Pekín, esta es una tradición alimenticia «se debe tratar con o respeto». Lo que se debe de evitar «es el conflicto, o los casos que vayan contra la higiene pública o la seguridad alimentaria, entre otros», subrayó.

Por su parte, la Asociación de Protección de los Animales Pequeños de China consideró que el festival «no es adecuado para el respeto a los seres vivos que tiene el mundo actual» que, según sus cifras, ha prohibido el consumo de carne de perro, gato y de otros animales de compañía en más de cien países.

también te puede interesar