Internacionales

Preparan paraguayos quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Las tradiciones desde la colonia española se realizan hoy día en esta nación suramericana, con el arraigo de la cultura popular

paraguay quema de Judas Fiesta de San Juan
La quema de Judas es una de las tradiciones de los paraguayos, quienes se aprestan este fin de semana a quemarlos en la Fiesta de San Juan, una costumbre que mantienen desde tiempos de la colonia española, profundamente arraigada en la cultura popular, que tiene el sello guaraní en juegos, comidas y chanzas. | ultimahora

Redacción Central |

Las tradiciones desde la colonia española  se realizan hoy día en esta nación suramericana, con el arraigo de la cultura popular

La quema de Judas es una de las tradiciones de los paraguayos, quienes se aprestan este fin de semana a quemarlos en la Fiesta de San Juan, una costumbre que mantienen desde tiempos de la colonia española,  profundamente arraigada en la cultura popular, que tiene el sello guaraní en juegos, comidas y chanzas.

Especialistas del sector cultural señalan que el acontecimiento, muy esperado tanto por niños debido a la diversión que conlleva, como adultos, por las comidas y bailes típicos, se desarrolla cada junio en clubes sociales y parroquias de la Iglesia Católica, en coincidencia con la llegada del invierno austral, la cual se efectúa el 24 de junio, cuando plantean que el fuego es el rey de las celebraciones.

Los paraguayos se reúnen en torno de grandes fogones y los niños gozan con la pelota tatá, que es una especie de fútbol con un balón de trapo asegurado con alambres, al que se le impregna querosén y se le prende fuego, para que puedan golpearla.

Asimismo se señala que los jóvenes se entretienen con juegos más osados, como cruzar descalzos tres metros sobre brasas de carbón encendido, con el objetivo de pagar una promesa, donde la concentración y la fe son fundamentales, en teoría, para no quemarse, aunque realmente necesitarán después de tratamiento médico.

En esta celebración para los adultos se le designa trepar por un palo de madera resbalosa de unos cinco metros de alto, impregnado con aceite o grasa de cerdo, con una corona de dinero en la punta, como premio para el que llegue a la cima, lo cual muy pocos llegan a cumplir.

Los menores, que parece ser los más pragmáticos,  prefieren el kambuchí yeyocá, o sea  romper el cántaro que consiste en buscar con los ojos vendados y quebrar la vasija de arcilla colgada, o el paila yejerei, que es lamer la sartén aceitosa, donde el concursante debe sacar con la lengua las monedas que tiene adherida, lo cual les parece una gran fiesta tradicional.

Otro elemento de la fiesta es que a la medianoche explotan los muñecos con forma humana que representan a Judas, quien fue el apóstol que traicionó a Jesús, cargados de bombas de estruendo, porque su quema señala el comienzo del Día de San Juan.

Asimismo se indica que en las cantinas se sirven comidas surgidas en los siglos XVIII y XIX, fusión de recetas indígenas y española, como es el mbeyú, una especie de torta de harina de mandioca y queso fresco. También la payaguá mascada, que es una croqueta frita de carne molida y harina de trigo, mientras que el postre más clásico de la fiesta es el queso paraguayo con dulce de mamón.

también te puede interesar