Internacionales

FAO afronta dos problemas diametralmente opuestos

Por un lado el alto precio de los alimentos y por otro el programa para erradicar el hambre

Redacción Central |

FAO afronta dos problemas diametralmente opuestos
Por un lado el alto precio de los alimentos y por otro el programa para erradicar el hambre

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) se encuentra hoy día ante dos problemas diametralmente opuestos, porque por un lado se encuentra el encarecimiento de los alimentos en el mercado internacional y la necesidad de lograr en cada país la soberanía alimentaria, mientras que por otro desarrolla un programa para erradicar el hambre en el planeta.

En medio de este panorama del orbe la Conferencia de la FAO, órgano supremo de la entidad, efectuará su próxima reunión del 15 al 22 del presente mes de junio en Roma, donde se encuentra la sede, en la que se deberá determinar sobre su programa, presupuesto y asuntos de manejo, explicó a medios de prensa Theodor Friedrich, representante de esa organización de Naciones Unidas en Cuba.

El directivo señaló que la Conferencia será especial, porque es la primera que se celebrará con el actual director general, José Graziano Da Silva, quien le ha dado impulso al nuevo marco estratégico de la organización, uno de los temas del evento.

Friedrich subrayó que si bien la FAO había planteado reducir el hambre en todos los países del mundo, hoy día se propone erradicar este flagelo en el planeta, lo cual significa una modificación de esta importante meta.

Asimismo subrayó que en la Conferencia se analizarán los cinco objetivos estratégicos, los cuales resultaron de una condensación de los anteriores. Estos son, en primer lugar la erradicación de hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición, enfocando el acceso a la distribución y a los procesos que posibi9olitan que la gente tenga su alimentación asegurada.

Un segundo objetivo se relaciona con la parte productiva, en una obtención de bienes, alimentos agrícolas y otros servicios que resultan de ese proceso, pero de forma sustentable, o sea una combinación de aumento de producción y la sostenibilidad en términos ecológicos y económicos, o sea producir más con menos.

Al respecto, el experto consideró de gran importancia laborar en el empeño de lograr una producción sostenible: la combinación de un aumento de producción y al mismo tiempo la sostenibilidad de la misma en términos ecológicos y económicos, es decir, producir más con menos.

En el tercer objetivo se propone la reducción de la pobreza, porque la mayoría de los pobres viven en esas zonas y al mismo tiempo en ellas se obtiene la mayor parte del alimento. O sea están sobre la tierra y no la hacen producir.

El cuarto objetivo estratégico se enfoca en el encarecimiento que tienen los productos desde que se cosecha, por el transporte y el sistema del mercadeo minorista, lo cual hace necesario un procesamiento y transporte más eficiente, con menos pérdidas de productos y con más enfoque hacia la seguridad alimentaria.

Y el último objetivo está relacionado con la respuesta a situaciones de emergencia, porque la FAO no entrega alimentos, sino medios para restablecer oportunamente las condiciones para que el sector agrícola pueda recuperarse tras una emergencia.

El alto funcionario de la FAO señaló que como parte de la Conferencia habrá una celebración para reconocer a los países que ya han cumplido la meta de reducir a la mitad el número de personas desnutridas, adoptada para 2015 durante la Cumbre Mundial sobre la Alimentación en 1996.

Otros temas que se discutirán es el tema del presupuesto, punto importante porque será distribuido atendiendo a los cinco objetivos estratégicos de la FAO.

Subrayó que se ha recuperado en parte la atención a la alimentación y la agricultura en los últimos años, pero se debe tener en cuenta que la crisis de los altos precios de 2007 y 2008 elevó la conciencia sobre la importancia de la agricultura.

Asimismo resaltó los avances alcanzados por América Latina en el tema de la alimentación, una región que ha mostrado mejoras muy significativas en el combate contra el hambre.

Apuntó que una respuesta a la crisis económica mundial sería que los países dieran más importancia a la agricultura, a la producción local, nacional y regional para no depender tanto de la importación de alimentos, o sea tener seguro el alimento en casa.

Al respecto, resaltó el caso de Cuba, un país que considera un ejemplo de seguridad alimentaria, porque ha mantenido el suministro de alimentos a su población sin crear catástrofes de hambrunas.

El funcionario también destacó la gestión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cuyos países miembros trabajan en el tema de la alimentación a través del apoyo mutuo.

también te puede interesar