Internacionales

Utiliza Estados Unidos contra Siria falsas acusaciones

Una comisión de la ONU verifica que el gobierno sirio no usó arma química, mientras señala que los opositores armados sí lo hicieron Una comisión especial de la ONU encargada de investigar el supuesto uso de gas sarín por cuenta del gobierno de Bashar al Assad ha determinado que no existe evidencia alguna que demuestre […]

Redacción Central |

Utiliza Estados Unidos contra Siria falsas acusaciones

Una comisión de la ONU verifica que el gobierno sirio no usó arma química, mientras señala que los opositores armados sí lo hicieron

Una comisión especial de la ONU encargada de investigar el supuesto uso de gas sarín por cuenta del gobierno de Bashar al Assad ha determinado que no existe evidencia alguna que demuestre la veracidad de la acusación estadounidense, lo que indica una vez más las patrañas y el engaño para justificar una nueva agresión, una nueva invasión a países que sencillamente no responden a los intereses de Washington.

Este grupo de expertos, dirigido por Carla del Ponte, presidenta de la Comisión, determinó algo más, que podrá dejar al desnudo a los altos oficiales del Pentágono y de sus aliados, pues durante las investigaciones se pudo comprobar, con evidencias, del uso del gas sarín por parte de los insurrectos.

Es oportuno recordar que EE.UU. y otros países aliados, incluyendo Israel, son los que entrenan a los llamados opositores armados, los alimentan, les suministran todos los recursos que se necesitan para las acciones terroristas y de ataque, así como el asesinato de personas que son civiles inocentes o fueron soldados desarmados capturados por esas hordas, que integran hasta mercenarios en busca de buena paga.

No hay dudas que Estados Unidos aplica sobre Siria el mismo guión que utilizó antes de invadir Iraq, acusándolo de poseer y utilizar armas de exterminio masivo, entre ellas el arma química, para crear una campaña mediática y como se dice desde los tiempos de la Alemania Nazi, una mentira bien dicha y repetida muchas veces puede creerse como una verdad y, después de comprobarse la falsedad, como en Iraq, se dice que las informaciones no eran buenas, como si las personas muertas no importaran.

El calumnioso guión de Washington, Israel y los estados árabes cómplices de tan alta maldad, se encontró el obstáculo inesperado de una Comisión de la ONU que no se pudo convencer para que siguiera la rima del engaño, como en otros tiempos pasó en Iraq y la tenencia de armas nucleares y químicas. Este grupo de expertos honestos dijeron la verdad y hace falta ahora divulgar ampliamente, por muchos medios de prensa su informe para poner freno a las falsedades dichas hasta por presidentes de grandes países.

también te puede interesar