Internacionales

Critican gestión de agencias occidentales en África

Sus proyectos de cooperación amenazan con provocar una tragedia ambiental en parte de ese continente

presa Gibe III - africa
Tres entidades independientes apoyadas por Survival International denuncian que la utilización de las aguas del lago Turkana y el río Omo, para construir la presa Gibe III, amenaza con provocar una tragedia ambiental, en comunidades indígenas del Cuerno Africano. | survival.es

Redacción Central |

Sus proyectos de cooperación amenazan con provocar una tragedia ambiental en parte de ese continente

La poca atención prestada por agencias occidentales, a informes críticos sobre su verdadera gestión, al financiar proyectos de cooperación en Africa, contribuye a que una nueva tragedia ambiental amenace a naciones de ese continente, advierten entidades, antes de que se presenten los problemas.

Tres entidades independientes apoyadas por Survival International denuncian que la utilización de las aguas del lago Turkana y el río Omo, para construir la presa Gibe III, amenaza con provocar una tragedia ambiental, en comunidades indígenas del Cuerno Africano.

El Centro de Estudios Africanos de la Universidad de Oxford informa que, el proyecto gubernamental Kuraz Sugar Project, provocará que el nivel de las aguas del Turkana, descienda hasta 22 metros,  situación  que ocasionará que gran parte de  la vida acuática del lago sea destruida, incluida la pesca, actividad vital para los turkanas y otros pueblos que viven junto al lago.

El Centro denuncia también, que esas agencias de cooperación obligan al reasentamiento forzoso a los pobladores bodis, kwegus y mursis, quienes tienen que vender la mayor parte de su ganado y abandonar sus cultivos, y también los amenazan, con que sólo recibirán asistencia alimentaria, después que se hayan trasladado.

Por su parte, el Grupo de Trabajo de Recursos Africanos señala, que una catástrofe humanitaria y un conflicto armado regional se está gestando, en la región transfronteriza de Etiopía, Kenia y Sudán del Sur, sitio donde 200 mil indígenas etíopes y 300 mil kenyanos, sufrirán impactos irreversibles a causa de la presa y la usurpación de sus tierras, destinadas a plantaciones.

Integrantes de ese Grupo advierten que la presa causará la eliminación de la inundación natural del río Omo, cuyo caudal se reducirá entre  un 60  y 70 por ciento, y los medios de vida de las comunidades que viven en sus orillas, así como sus llanuras serán devastados, y todo eso traerá graves conflictos inter étnicos a esa región.

En el tercer informe, International Rivers, señala  que los cambios hidrológicos provocados por la presa y la irrigación asociada a las plantaciones, donde se usarán fertilizantes,  podrían dejar algunas zonas muertas en el río Omo.

Agrega que,  la destrucción de  los medios de vida en el bajo Omo y la presión para la apropiación de las tierras fértiles que las comunidades dedican a la agricultura, perturbará la vida de  200 mil o  300 mil pobladores.

Con relación a la indiferencia mostrada, por la DFID, agencia británica de cooperación y ayuda al desarrollo, y su similar estadounidense USAID, que financian los proyectos, Stephen Corry, Director de Survival International declaró, «el dinero de esas entidades no  está financiando proyectos,  sino la destrucción de algunos de los pueblos pastoriles más conocidos de África.

Corry criticó que el Gobierno de Reino Unido, es famoso por cumplir con los derechos humanos, sólo de forma verbal, dijo. Pero cuando el tema de los derechos humanos, afecta a pueblos indígenas y tribales, en países de África, los británicos ignoran sus propias políticas, destacó.

también te puede interesar