Internacionales

Recordaron en Celac ideario de próceres latinoamericanos

Representantes de 33 países legado de José Martí, Simón Bolívar y Sucre, entre otros, próceres de América Latina y el Caribe

Redacción Central |


Representantes de 33 países legado de José Martí, Simón Bolívar y Sucre, entre otros, próceres de América Latina y el Caribe

Ciento sesenta años después del nacimiento del latinoamericanista José Martí, su ideario alcanza mayor vigencia hoy -fecha de su natalicio- durante una reunión, donde representantes de todos los pueblos que amó y que con justicia llamó Nuestra América trabajan por la unidad, defensa y desarrollo económico de esta región, y ahora buscan otro destino.

Integrados en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), organismo regional fundado el 3 de diciembre de 2011, en Venezuela, los 33 estados que la componen, celebran la I Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, en Santiago de Chile, donde los pueblos de Nuestra América hablan ya con una sola voz.

Martí, Héroe nacional de Cuba, para destacar la similitud histórica y geográfica de los pueblos latinoamericanos había dicho que «del río Bravo a la Patagonia no hay más que un pueblo», y a esa labor de liberarlo del yugo colonial dedicó su vida, inspirada también en las ideas independentistas de otros próceres de América como Simón Bolívar, Francisco Morazán y San Martín.

Así lo recordó este lunes durante su discurso el Comandante Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, cuando se refirió a lo abarcador de ese espacio donde convergen la mayoría de esas naciones que aún confrontan similares conflictos, azuzados por los conquistadores modernos que amenazan a los pueblos con su armamento nuclear, a quienes invitó a no engañar a los pueblos, cuando hablan de paz y defienden las armas.

La creación de la Celac y su I Cumbre este lunes tiene una gran significación porque desde los tiempos de la guerra de independencia, cuando el caudillismo hizo trizas el sueño bolivariano de unir a las repúblicas recién nacidas en una Patria Grande, jamás llegó a reunirse como ahora, la familia completa.

Esta comunidad de naciones latinoamericanas y caribeñas no está supeditada a los designios de Washington ni trabaja para beneficio de ninguna metrópoli colonial, afirman sus representantes. La Celac -dicen a una sola voz- es un instrumento equitativo de cooperación, integración, solidaridad y soberanía, donde las 33 naciones nos miramos como iguales.

En los primeros discursos de la cita, pronunciados por los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Panamá, Ricardo Martinelly, -en medio de una atmósfera integracionista- todos aceptaron el desafío que se han propuesto y que hacen realidad a través de nuevos mecanismos de cooperación y complementariedad como ALBA, UNASUR y MERCOSUR, entre otros.

En vez de compromisos, se realizarán acciones para concretar el sueño de los próceres americanos. Tras la conclusión de esta reunión de familia, los gobernantes volverán a casa a cumplir los acuerdos y legislaciones políticos y socioeconómicos adoptados en este primer encuentro autónomo y soberano, para asegurar la proyección futura de América Latina y el Caribe, como desearon grandes próceres del continente, entre ellos Martí, Bolívar y Sucre.

también te puede interesar