Internacionales

Centroamérica y Unión Europea cooperarán en lucha contra crimen organizado

El grupo europeo aportará más 20 millones de dólares en el corto plazo

Redacción Central |


El grupo europeo aportará más 20 millones de dólares en el corto plazo

La Unión Europea (UE) contribuirá a la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico en Centroamérica con más de 20 millones de dólares en el corto plazo, anunció en Santiago de Chile el vicepresidente de El Salvador, Salvador Sánchez.

Al término de la reunión entre los representantes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y la UE, horas antes del arranque de la I Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea, el vicepresidente salvadoreño adelantó que hoy «se reafirmó la voluntad de seguir cooperando».

Son más de 20 millones de dólares que se van a invertir en fortalecer este proceso, se ha reafirmado, se había hecho un esfuerzo de hacer una revisión a medio término y ahora se confirman esos recursos, detalló Sánchez, al señalar que el problema de la inseguridad en Centroamérica dominó la reunión SICA-UE.

Según el vicepresidente de El Salvador, fue una reunión muy productiva, se comprueba el esfuerzo entre Centroamérica y Europa, son 20 años ya de este proceso y es un proceso fortalecido que está echando raíces y está enfrentando otro problema que tiene Centroamérica, que es la seguridad.

Hizo referencia así al acuerdo de asociación política y comercial con la UE, en vigor desde este mes en Nicaragua y Honduras y a la espera de su ratificación parlamentaria en Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Panamá, del que dijo es «un compromiso de responsabilidad compartida».

Por este acuerdo, agregó, la UE ha reafirmado su compromiso con «el esfuerzo de mejorar la situación de la región y ha incrementado sus recursos para apoyar la estrategia integral que tiene Centroamérica para combatir el crimen organizado y el narcotráfico».

Además, el tratado entre Centroamérica y la UE, que tras una larga negociación fue aprobado por el Parlamento Europeo a finales de 2012, «va a dar un impulso tanto en cooperación como en desarrollo comercial».

Eso, concluyó, «va a mejorar nuestras economías y atender los problemas de pobreza que tiene la región».

también te puede interesar