Internacionales

La humanidad ya gastó su crédito anual de recursos naturales el miércoles 22 de agosto

Malas noticias para el planeta. Este año, sólo bastaron 234 días a la humanidad para consumir todos los recursos naturales que la Tierra puede producir en un año. Alcanzamos, el miércoles 22 de agosto, el "Global Overshoot Day, el "día del sobrepaso". En otras palabras, viviremos a crédito hasta el fin del año

Redacción Central |

Malas noticias para el planeta. Este año, sólo bastaron 234 días a la humanidad para consumir todos los recursos naturales que la Tierra puede producir en un año. Alcanzamos, el miércoles 22 de agosto, el «Global Overshoot Day, el «día del sobrepaso». En otras palabras, viviremos a crédito hasta el fin del año

Albelle Di Napoli

Le Monde

«La hora del balance ha sonado», estima la organización no gubernamental Global Footprint Network (GFN), que calcula cada año esta huella ecológica. El proceso de agotamiento de los recursos naturales se acelera: 2l «día del sobrepaso» ocurre este año treinta y seis días antes que en el 2011. En el 2005, el límite se alcanzó el 20 de octubre; en el 2000, fue el primero de noviembre.

Desde el 2003, los expertos de GFN evalúan la cantidad de recursos a través del mundo y el modo en que éstos son administrados. Utilizando como unidad de medida la hectárea global (hag), el método consiste en comparar esta «biocapacidad» con el consumo real de cada país.

Un solo planeta no es suficiente

Este año, su sistema d3e cálculo fue perfeccionado y permitió publicar nuevas cifras, más precisas, para los últimos cincuenta años. ¿El resultado? «Un déficit ecológico que aumenta de manera exponencial desde hace cincuenta años», constata Mathis Wackernagel, fundador de GFN.

Un solo planeta no basta para responder a nuestras necesidades y absorber nuestros desechos. En lo adelante las necesidades de la humanidad sobrepasarán en 50% los recursos disponibles, los cuales han disminuido casi en la mitad desde 1961.

Los expertos de Global Footprint Network comparan la biocapacidad de cada país y su consumo real con ayuda de una unidad de medida, la hectárea global (hag) porhabitante.

Tras recordar que los riesgos de contaminación (química, radioactiva, etc.) no están contabilizados en este estudio, el presidente de GFN previene: «La degradación de los medios naturales se traduce inevitablemente en un descenso de las superficies productivas, y nuestra deuda, que se hace más pesada, condena a la dependencia a las generaciones futuras».

En el 2008 (los datos para los años siguientes no están procesados todavía), la huella ecológica de la humanidad se elevaba a 2,7 hag por habitante para una capacidad límite de 1,8 hag/hab. Las emisiones de dióxido de carbono, principales responsables del déficit, constituyen el 55% de la huella ecológica mundial. El resto corresponde a la explotación de los medios naturales.

Presión desproporcionada

La presión de los países ricos es desproporcionada. A la cabeza de la lista, Catar superó a Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, con un consumo de 11,68 hag/hab. Harían falta cinco planetas únicamente para absorber la producción catarí de CO2.

En total, de los 149 países observados, 60 son responsables de la deuda. En la posición 23 figura Francia, cuya biocapacidad reculó en un 20% entre 2005 y 2006. De tal modo, sus necesidades uperan en 70% los recursos disponibles. Mucho más que la media mundial el déficit se ha profundizado rápidamente: la marca hexagonal se elevaba a 44% en 1995 y 54% en el 2005.

China se sitúa en el lugar 73 de la clasificación. El gigante asiático es el primer emisor mundial de gas carbónico por tonelada métrica, pero su huella ecológica se relativiza cuando se tiene en cuenta la cantidad de habitantes.

El informe del 2012 sobre el estado del planeta, hecho conjuntamente con la ONG WWF, completa estos resultados. Entre 1970 y 2008, la biodiversidad cayó en un 30% a la escala de la Tierra, y los investigadores estiman que al menos 0.01% de las especies vivientes desaparecen cada año. La cifra corresponde a los últimos estimados de la Unión Internacional par la Conservación de la Naturaleza (UICN). «Existirían hoy en la Tierra entre 15 y 20 millones de especies animales y vegetales. De ellas, 19 817 están en vías de desaparición», explica Florian Kirchner, a cargo del programa sobre la extinción de las especies.

Para Wackernagel, ni la austeridad ni el crecimiento evitarán el fallo del sistema, y la incapacidad de regeneración de la Tierra será el factor limitante de nuestra economía. «La tendencia terminará por invertirse, ya sea por nuestra voluntad o por el desastre».

también te puede interesar