Internacionales

Tony Blair es considerado un criminal de guerra

Así calificó un individuo al ex primer ministro británico durante su comparecencia en el caso de espionaje telefónico en Reino Unido

Detienen a protestante
El ex primer ministro británico Tony Blair (1997-2007) fue considerado un criminal de guerra durante su comparecencia ante el juez Brian Leveson en el caso de espionaje telefónico en Reino Unido. | Internet

Redacción Central |

Así calificó un individuo al ex primer ministro británico durante su comparecencia en el caso de espionaje telefónico en Reino Unido

El ex primer ministro británico Tony Blair (1997-2007) fue considerado un criminal de guerra durante su comparecencia ante el juez Brian Leveson en el caso de espionaje telefónico en Reino Unido.

Un individuo interrumpió las declaraciones de Blair ante la comisión que investiga los vínculos entre los medios informativos y la política en el proceso de las escuchas ilegales.

Mientras el ex primer ministro laborista testificaba, en las afueras del edificio judicial, decenas de pacifistas se manifestaron y repudiaron la postura del político por implicar al Reino Unido en la invasión a Irak en 2003.

Al comparecer, Blair admitió que su relación con News International, filial británica del imperio News Internacional del australiano Rupert Murdoch, llegó a ser demasiado estrecha, pero la justificó como una relación laboral.

La sucursal del emporio mediático en el Estado europeo fue responsable del extinto tabloide sensacionalista News Of the World, principal implicado en el caso de las escuchas ilegales.

En el transcurso de la semana también prestarán declaraciones otros políticos, entre ellos, el ministro de Cultura Jeremy Hunt, el de Educación Michael Gove y la secretaria del Interior Theresa May.

La comisión Leveson cerrará los interrogatorios el jueves próximo con las declaraciones de Hunt, quién enfrenta las presiones de la oposición por apoyar a Murdoch en la adquisición total de una plataforma digital de televisión.

El escándalo de la piratería telefónica desató una crisis política en Reino Unido y críticas al gobierno del primer ministro, David Cameron, por las prácticas poco fiables en el sistema público.

Además, obligó el cierre de News of the World, tras 168 años en circulación, y una interpelación parlamentaria a la familia Murdoch y a cercanos directivos.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar