Internacionales

Nuevas relevaciones de nexos de primer ministro británico con espionaje telefónico

David Cameron envió un mensaje de ánimo a Rebekah Brooks tras desatarse el escándalo el pasado año en Reino Unido

Redacción Central |

Nuevas relevaciones de nexos de primer ministro británico con espionaje telefónico
David Cameron envió un mensaje de ánimo a Rebekah Brooks tras desatarse el escándalo el pasado año en Reino Unido

Nuevos elementos del escándalo por espionaje telefónico revelan hoy los vínculos del primer ministro David Cameron con la exconsejera de News International, Rebekah Brooks.

Cameron envió un mensaje de ánimo a Brooks tras desatarse el escándalo el pasado año en Reino Unido, indica el diario The Guardian.

Según el rotativo londinense, el mensaje del primer ministro llegó a la exconsejera antes de que esta presentara su dimisión al citado cargo, en medio de la polémica generada por las escuchas ilegales practicadas por el extinto tabloide sensacionalista News of the World.

Esa revelación está contenida en el libro Cameron: Practically A Conservative (Cameron: Prácticamente un Conservador), escrito por Francis Elliott, periodista del Times, y James Hannin, del Independent on Sunday.

Brooks, de 44 años, fue además uno de los directivos de ese semanario, perteneciente a News International, la rama británica del emporio mediático News Corporation.

Luego de la renuncia de Brooks, sostiene The Guardian, el primer ministro le pidió a través de un intermediario, que no volvieran a verse.

De acuerdo con las denuncias, la implicada visitó en dos ocasiones a Chequers, casa de campo de Cameron en Reino Unido ubicada en el condado de Buckinghamshire.

Los nexos entre Brooks y Cameron salen a la luz dos días ante de que la exconsejera declare ante el juez Brian Leveson, al frente del caso de las escuchas ilícitas por parte de medios británicos.

La comisión presidida por Leveson fue dispuesta el año pasado por el Gobierno e investiga la ética periodística y la relación entre la prensa y los políticos.

El aluvión de críticas al Ejecutivo y la interpelación de la oposición obligaron al primer ministro a consentir la indagación, independiente a la que realiza la policía.

Entre los más de cuatro mil afectados por los pinchazos telefónicos figuran familiares de víctimas de los atentados terroristas de 2005, en Londres, y de soldados británicos muertos en Afganistán e Irak.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar