Internacionales

Denuncia Nicaragua en Naciones Unidas conducta bélica de las potencias occidentales

La embajadora de nuestro país en el organismo internacional, María Rubiales, manifestó que el papel de la ONU no es alinearse a retóricas marciales, sino apoyar los esfuerzos de paz

Redacción Central |

Denuncia Nicaragua en Naciones Unidas conducta bélica de las potencias occidentales
La embajadora de nuestro país en el organismo internacional, María Rubiales, manifestó que el papel de la ONU no es alinearse a retóricas marciales, sino apoyar los esfuerzos de paz

La tendencia a querer resolver los conflictos a través de la fuerza por parte de las grandes potencias y su brazo armado: la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) fue denunciada este lunes por la representante de nuestro país ante la Organización de Naciones Unidas.

El papel de la ONU no es alinearse a retóricas marciales, sino apoyar los esfuerzos de paz, mantener los canales de diálogo y no automarginarse a través de posiciones parcializadas, dijo la embajadora nicaragüense en el organismo internacional, María Rubiales.

Durante una sesión del Consejo de Seguridad sobre la situación en el Medio Oriente, la diplomática denunció el respaldo militar y financiero a grupos armados terroristas por aquellos que anteponen sus peligrosas ambiciones geopolíticas al cese de la violencia.

Dijo que esas actividades confirman que cualquier pretexto es utilizado para tratar de imponer un cambio de gobierno por la fuerza, azuzando antagonismos y atentando contra la Carta de la ONU y la soberanía e integridad territorial de los Estados miembros.

Al respecto, solicitó respaldo para los esfuerzos de Rusia, China y el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, para que la razón y la paz se impongan en Siria por encima de la fuerza y la guerra, cuyas consecuencias para la región y el mundo serían devastadoras.

Sobre la cuestión palestina, Rubiales reclamó el fin de la impunidad de que disfruta Israel, «garantizada irresponsablemente por un miembro permanente del Consejo de Seguridad».

En clara alusión a Estados Unidos, la embajadora criticó el uso indiscriminado del veto por parte de esa potencia «convertida en el mayor cómplice de Tel Aviv».

También instó a abandonar los dobles raseros y demandó el reconocimiento por la ONU del nuevo Estado Palestino en sus fronteras de 1967.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar