Internacionales

Oposición chilena demanda fin a la violencia policial

La reacción de los uniformados será el asunto primordial del Congreso, señalaron dirigentes de los partidos de oposición

Redacción Central |

Oposición chilena demanda fin a la violencia policial
La reacción de los uniformados será el asunto primordial del Congreso, señalaron dirigentes de los partidos de oposición

La reacción policial chilena ante las manifestaciones sociales que han tenido lugar en el país, fue criticada por dirigentes de los partidos de oposición, quienes aseveraron será el asunto primordial del Congreso al finalizar esta semana el receso legislativo.

La Presidenta del Partido por la Democracia, Carolina Tohá, expresó que no se aparta de la propuesta de promover en el Parlamento un recurso de interpelación al Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, como causa de las responsabilidades políticas del gobierno en los procedimientos represivos de los Carabineros.

Siempre la responsabilidad principal recae en la autoridad, en el Gobierno que nos dirige; y el Gobierno ha optado por un discurso beligerante que descalifica la movilización social y que la trata como si fuera una acción criminal, subrayó Tohá.

Recalcó que es preocupante ver cómo la represión y la violencia se transforman en algo normal en Chile y ya estén alcanzando estándares solo vistos en dictadura.

El diputado y presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier, denunció de igual modo la criminalización de la protesta social e instó al titular del Interior a terminar con «la política del membrillo respecto del movimiento social, es decir: primero hay que machacarlo bien para después comérselo».

Con respecto a la movilización de la Patagonia, el diputado independiente Sergio Aguiló, presente en la zona, afirmó que la represión ha sido muy dura e injustificada y que junto al también legislador socialista Fidel Espinoza está reuniendo los antecedentes necesarios para presentarlos en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja.

Como consecuencia de la arremetida policial en las últimas semanas, tres personas han perdido un ojo y hay decenas de heridos por el impacto de balines y de bombas lacrimógenas.

El caso más reciente es el de un joven de 17 años de edad, identificado como Sebastián Pedraza, quien sufrió una fractura en el cráneo al ser empujado por un policía desde un techo y luego golpeado, tras haber participado en esta capital en una manifestación de apoyo a la lucha del pueblo de Aysén.

«Cuando llegué al hospital a verlo tenía la boca llena de sangre, no podía mover los pies, los brazos; no podía hablar; luego recobró el conocimiento y se puso a llorar y a decir que habían sido los Carabineros los que lo habían golpeado», relató su padre.

Agregó que hizo la denuncia por las lesiones de su hijo y le dijeron que Carabineros no tiene participación. Ya nos acostumbramos que nunca Carabineros tiene participación en nada y después aparece que sí ha participado en todo, afirmó.

También en Santiago otro estudiante debió ser hospitalizado de urgencia ayer al recibir el impacto de una bomba lacrimógena en la cabeza en un acto de protesta enla Plaza Italia.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar