Internacionales

Trabajadores petroleros van a la huelga en Nigeria

Se suman al resto de sectores laborales que protestan contra medidas antisociales del gobierno. A partir del domingo próximo se parará en Nigeria la producción tanto de crudo como de gas y los trabajadores de este sector se sumaran a la huelga general contra la eliminación del subsidio a los carburantes. La Unión de Trabajadores […]

Protestas en Nigeria
A partir del domingo próximo se parará en Nigeria la producción tanto de crudo como de gas y los trabajadores de este sector se sumaran a la huelga general contra la eliminación del subsidio a los carburantes. | Internet

Redacción Central |

Se suman al resto de sectores laborales que protestan contra medidas antisociales del gobierno.

A partir del domingo próximo se parará en Nigeria la producción tanto de crudo como de gas y los trabajadores de este sector se sumaran a la huelga general contra la eliminación del subsidio a los carburantes.

La Unión de Trabajadores Petroleros de Nigeria (Nupeng) decidió sumarse al resto de sectores productivos que están en huelga general bajo la amenaza del gobierno de embargar salarios a los manifestantes.

Desde el lunes decenas de miles de reclamantes en diversas localidades nigerianas, incluyendo Kano, la más poblada, tienen casi paralizado al país, pero hasta ahora la obtención de hidrocarburo, razón de la huelga, está inalterable.

Nigeria produce unos dos millones 400 mil litros de petróleo diarios, la mayoría exportados a Estados Unidos, Europa y Asia, señaló la Radio del Sur.

Pese a ello, esa nación está obligada a importar gasolina y diesel ante una precaria tecnología, pero las ineficiencias del proceso productivo también se atribuyen a problemas de corrupción en el refinado del crudo.

Según Prensa Latina las empresas transnacionales que explotan el petróleo en el país tienen contratos muy ventajosos e incluso han cometido crímenes ambientales sin pagar las indemnizaciones correspondientes.

Desde el 1 de enero pasado el Gobierno del presidente Goodluck Jonathan dispuso un incremento del 125 por ciento del precio del combustible (petróleo y gas), producciones subsidiadas, según el estado.

Los sindicatos, junto a organizaciones sociales y partidos de oposición reclaman que tal subvención representa la única ventaja para la población por vivir en el mayor petrolero del continente.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar