Internacionales

Presidente de Irán anunció que su país enfrentará con fuerza sanciones de EE.UU.

Debemos proteger al pueblo y a la nación contra las conspiraciones de sus enemigos, añadió

Redacción Central |

Debemos proteger al pueblo y a la nación contra las conspiraciones de sus enemigos, añadió

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, precisó este lunes que la nación persa no tiene «problemas particulares en el sector económico» y aseguró que enfrentarán con «fuerza» el más reciente paquete de sanciones anunciadas por Estados Unidos (EE.UU.).

Ahmadinejad destacó que su país se encuentra minimizando los efectos de las sanciones impuestas por su programa nuclear pacífico, un día después que el mandatario del país norteamericano, Barak Obama, firmara nuevas represalias contra el Banco Central iraní.

«Debemos proteger al pueblo y a la nación contra las conspiraciones de los enemigos, con el fin de que el pueblo no esté bajo presión», afirmó.

Durante una asamblea de los altos directivos del la institución financiera, el mandatario iraní dijo que «el Banco Central es la espina dorsal para tratar con la presión de los enemigos. Con fuerza y autoconfianza debe tener la solidez para eliminar la confabulación de esos enemigos».

El presidente estadounidense promulgó una ley de financiación del Pentágono, que refuerza las sanciones contra el sector financiero de Teherán y que entre otras disposiciones, autoriza a Barack Obama a congelar los haberes de cualquier institución financiera extranjera que negocie con el Banco Central de Irán contratos petroleros.

Al respecto, el gerente general de la entidad bancaria de la nación persa, Mahmud Bahmani, señaló que con la planificación y acciones preventivas «las sanciones tendrán un impacto mínimo en el sistema bancario y otros sectores económicos del país».

El anuncio de EE.UU. se da en momentos de tensión entre ambas naciones, en los que Teherán afirmó que podría cerrar el estrecho de Ormuz en caso de nuevas sanciones internacionales por su programa nuclear pacífico.

Por otra parte, Teherán logró con éxito este lunes realizar una prueba con dos misiles en la región del estrecho de Ormuz, por donde transita el 40 por ciento del tráfico petrolífero mundial. «El misil tierra-mar de largo alcance Ghader fue ensayado con éxito por primera vez», reseña la agencia oficial IRNA.

El almirante Mahmud Mussavi, portavoz de las maniobras navales organizadas por la marina iraní, precisó que el misil Ghader tiene un alcande de 200 kilómetros y fue construido por expertos de la nación. El mismo «consiguió dar con éxito en su objetivo y lo destruyó», señaló.

«Ghader es un sistema de misil ultra-moderno con un radar integrado, ultra preciso, cuyo alcance y su sistema inteligente para evitar ser detectado fueron mejorados con respecto a las generaciones precedentes», agregó.

El almirante Mussavi informó a la televisión estatal iraní sobre el ensayo con un misil de superficie Nur que será lanzado . El almirante añadió que «este misil ultra moderno Nur fue mejorado en su sistema anti radar y en la detección del objetivo».

Mussavi, el domingo, había afirmado que en el último día de las maniobras, «los navíos de guerra de la marina adoptarán un nuevo dispositivo táctico demostrando la capacidad de Irán para impedir todo tráfico marítimo en el estrecho de Ormuz si así lo decidiera».

El misil Nur, cuyo alcance es también de 200 kilómetros, es un derivado del C-802 chino de 120 a 180 kilómetros de alcance.

(La Voz del Sandinismo-Telesur)

también te puede interesar