Internacionales

Señaló Putin que el mundo unipolar que quiere EE.UU. no se ha plasmado

Dijo que el asesinato de Muammar Al Gaddafi fue realizado por los servicios especiales extranjeros

Vladímir Putin
"El mundo unipolar no ha llegado a plasmarse”, considera el primer ministro ruso, Vladímir Putin, que respondió en directo a numerosas preguntas de sus conciudadanos sobre los asuntos más importantes de la política exterior e interior del país. | Internet

Redacción Central |

Dijo que el asesinato de Muammar Al Gaddafi fue realizado por los servicios especiales extranjeros

«El mundo unipolar no ha llegado a plasmarse», considera el primer ministro ruso, Vladímir Putin, que respondió en directo a numerosas preguntas de sus conciudadanos sobre los asuntos más importantes de la política exterior e interior del país.

Durante un programa televisivo especial, trató temas de actualidad como las elecciones de 2012 en Rusia y el avance de la economía del país, los obstáculos en las relaciones con EE. UU. y la muerte del ex líder libio Muammar AL Gaddafi. Putin también ofreció su visión sobre otros asuntos durante las casi cinco horas que duró la décima edición del programa televisivo ’Diálogo con Vladímir Putin’.

Putin propone instalar cámaras web en los colegios electorales para las presidenciales de 2012

Con respecto al supuesto fraude en las últimas elecciones parlamentarias en Rusia y algunas manifestaciones sociales, el primer ministro señaló que si «el resultado del régimen de Putin» es que la gente pueda expresar su punto de vista, le parece bien. «El hecho de que la gente exprese su opinión sobre los procesos que se desarrollan en el país en el área económica, social y política, es algo normal», apuntó, añadiendo que «lo importante es que todos respeten la ley».

Vladímir Putin está convencido de que la reiterada crítica de la oposición sobre las elecciones parlamentarias tiene un objetivo de gran alcance: socavar la credibilidad a las elecciones presidenciales. «Me queda claro que estos ataques son secundarios. El fin principal de los asaltos son los inminentes comicios presidenciales», afirmó Putin y llamó a los rusos que salen a la calle a protestar a no dejarse involucrar en la desestabilización del país.

Destacó que hace falta «minimizar la posibilidad de indicar que estas o las siguientes elecciones pueden ser falsificadas para frenar a los que quieren deslegitimizar el poder en el país». Por eso la oposición tiene que disponer de la posibilidad de controlar todo lo que sucede en los colegios electorales. Para eso propuso instalar cámaras web en los 90 mil colegios electorales que se establecerán para las elecciones presidenciales de 2012.

El primer ministro llamó también a todos los ciudadanos rusos a acudir a las urnas durante los próximos comicios que se celebrarán en marzo.

Putin declaró que si le falta el apoyo popular no se quedará en el despacho ni un día más. «A principios de los 2000 decía repetidamente que me considero una persona que el pueblo admite para el trabajo. Eso se puede respaldar solo en el pueblo. Si no siento su apoyo que se mostrará en las páginas web y en las elecciones, no me voy a quedar más en el despacho». Pero «Si la gente me confía este trabajo, voy a hacerlo con todas las fuerzas posibles, como antes».

El primer ministro tocó el tema de la política exterior. Entre otros asuntos, se refirió a la manera que tiene EE. UU. de construir las relaciones con sus socios, señalando que no cree que lo haga a partir de los principios de una alianza. Putin hizo referencia a la guerra en Afganistán, subrayando que los estadounidenses empezaron la operación militar en este país sin consultarlo con sus socios.

«EE. UU. tomó la decisión sobre Afganistán. ¿Y había consultado con los socios qué hacer allí? Nada de eso. Primero atacaron y luego empezaron a atraer a los demás señalando que los que no están con ellos, están contra ellos. ¿Es esto una alianza? No los es», sentenció.

Asimismo, Putin apuntó con respecto a EE. UU. que «la gente está cansada de la dictadura de un país. Es una dictadura, y no una relación de socios». El primer ministro señaló que «a veces parece que EE. UU. no necesita socios, sino vasallos».

No obstante, Putin aseguró que Rusia «no piensa vivir como un país rodeado de enemigos» y advirtió a EE. UU. sobre la visión de un mundo unipolar. Subrayó que Rusia seguirá trabajando en sus relaciones con este país, ya que «la sociedad norteamericana ya no quiere hacer el papel de gendarme mundial».

La desconfianza de Estados Unidos hacia Rusia impide el desarrollo de sus relaciones tanto con EE. UU. como con Europa. «Washington comete un error al pensar que hace falta eliminar el potencial nuclear de Rusia y solo luego considerarla como un aliado posible». En su opinión es un ejemplo del pensamiento de la época de la Guerra Fría.

El primer ministro sostiene que «el mundo unipolar no ha llegado a plasmarse» y que es un modelo mucho más complicado que el que había en la época en la que dominaban dos grandes potencias, cuando «la Unión Soviética trataba de imponer su voluntad a sus cuasi socios, que se desintegraron una vez que la URSS perdió su poder». Putin señaló que si EE. UU. «sigue esta política, también perderá a los llamados ‘socios».

Putin, afirma que Rusia es una potencia autosuficiente en el escenario mundial y no planea jugar un rol de mediador entre occidente y oriente.

«Rusia no es ningún puente, es un poder independiente y autosuficiente en el mundo, no un eslabón de enlace. Desde luego, el país tiene algunos elementos de carácter euroasiático y claro que los vamos a usar. Precisamente por eso planteamos la cuestión de crear la Unión Euroasiática, dijo durante su diálogo en directo con la sociedad rusa.

«¿Tiene Rusia que hacer algo? Pues sí, hay que asustar menos a los vecinos, hay que librarse de la imagen imperialista que también impide a Europa colaborar con nosotros, porque han integrado a muchos nuevos miembros que tienen huellas de tiempos pasados con respecto a nosotros», concluyó.

Comentando la muerte del ex mandatario libio, Muammar Gaddafi, Putin señaló que este fue abatido por los servicios especiales y por aviones no tripulados extranjeros. Asimismo considera «horribles» las imágenes del coronel siendo linchado que fueron retransmitidas por la televisión.

«Todo el mundo vio cómo mataban a Gaddafi, todo ensangrentado. ¿Qué es esto? ¿La democracia? ¿Y quién lo hizo? Fueron los aviones no tripulados, incluyendo los estadounidenses, los que atacaron a la caravana [en la que viajaba el político libio], después los grupos especiales de operaciones, que no tenían que aparecer en el lugar, llamaron por radio a los llamados ‘opositores’. Y lo lincharon», aseguró, dando su visión de lo sucedido.

Asimismo al primer ministro le pidieron comentar su opinión sobre las palabras del senador republicano John McCain que en octubre pasado señaló que el asesinato de Gaddafi debería de preocupar a Putin.

El político señaló que estas palabras no se referían a él, sino a Rusia, ya que muchos países de Occidente todavía tienen miedo al potencial nuclear de Rusia. «Alguna gente quiere mover un poquito a Rusia para que no les impida dominar el planeta Tierra. Por esto Rusia siempre está bajo observación, siempre es irritante. Tenemos opinión propia, una política exterior independiente y eso no le gusta a alguien», apuntó. Sin embargo, agregó que «Occidente no es homogéneo, tenemos allí más amigos que enemigos».

El primer ministro habló de los índices más importantes alcanzados por economía rusa durante el último año. Señaló que el PIB creció entre un 4,2 por ciento y un 4,5 por ciento en 2011, al tiempo que los índices de inflación, al igual que del desempleo, son muy bajos, en torno al seis por ciento. Al mismo tiempo Putin apuntó que los índices de crecimiento económico en Europa no superarán el uno o 1,2 por ciento en 2011, mientras que en 2012 en muchas economías de la UE y en EE. UU., estas cifras pueden ser aún menores.

Declaró que uno de sus principales objetivos, si es elegido presidente, es fortalecer la estabilidad del sistema político de Rusia y lograr deshacerse de influencias del exterior.

«El sistema político tiene que ser autosuficiente y estable, y protegido de los aventureros que tratan de penetrar desde fuera para influir en nuestros procesos políticos. De eso tenemos que deshacernos», expresó Putin en relación a los desafíos del próximo presidente.

«Primero, tenemos que fortalecer nuestro sistema político y ampliar la democracia para que la gente sienta la conexión con los órganos administrativos locales, regionales y federales». Además hace falta renovar la economía. «Innovación y modernización tienen que penetrar en el cerebro de cada ciudadano, la innovación tiene que ser parte de nuestra política». Además hay que desarrollar la esfera social.
(La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar