Internacionales

Protesta de mayoría de países hace cambiar borrador final de COP 17

La presidenta de la Cumbre sobre Cambio Climático anunció que se realizarán reformas al documento que ya habían rechazado los países del ALBA entre otros muchos y que conoció de una importante intervención de Nicaragua que reproducimos en esta información

XVII Cumbre sobre el Cambio Climático
XVII Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático (COP17). | Internet

Redacción Central |

La presidenta de la Cumbre sobre Cambio Climático anunció que se realizarán reformas al documento que ya habían rechazado los países del ALBA entre otros muchos y que conoció de una importante intervención de Nicaragua que reproducimos en esta información

La presidenta de la XVII Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático (COP17), Maite Nkoana-Mashabane, afirmó este viernes que ante las duras críticas recibidas por el borrador del texto final del evento, se ha decidido rehacer la resolución a fin de que complazca a todas las partes y exija a los gobiernos del mundo actuar y asumir compromisos en materia climática.

El primer borrador fue cuestionado por entes internacionales entre los que se incluyen la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y el Grupo de los 77 más China.

Sólo Estados Unidos, Australia y Canadá estaban de acuerdo con el borrador del documento que presentó Sudáfrica como presidenta de la COP17″, y en la Cumbre se anunció otro receso de dos horas para después continuar con los debates.

«En sala de prensa COP17 unos duermen y otros platican mientras Sudáfrica intenta nuevo texto final Representantes de 193 Estados se acomodan como pueden mientras esperan las conclusiones de la cumbre», dijo Aissa García, corresponsal de Telesur

Con respecto a las resolución en la cumbre, la organización humanitaria Oxfam alertó «que si no se toman medidas ambiciosas el impacto climático será desastroso e inminente», por lo que instó a llegar a acuerdos.

Este viernes, según los especialistas asistentes, las negociaciones sobre cambio climático en Durban (Sudáfrica) entraron en una fase crítica, pues el borrador de acuerdo sobre la mesa no llenó las expectativas y provocó reacciones airadas de la mayoría de países.

El borrador prevé para «después» de 2020 la entrada en vigor de un «marco legal» aplicable a todos dentro de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático, una fecha que tanto los científicos como las naciones más vulnerables consideran demasiado tardía para evitar un calentamiento global irremediable para finales de siglo.

La comisaria europea para Cambio Climático, Connie Hedegaard, afirmó que el documento presentado por la presidencia de la XVII Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático (COP17, no es aceptable por la Unión Europea (UE), y se mostró satisfecha porque fue una «reacción generalizada».

Una importante intervención fue la de Nicaragua durante las sesiones de la Cumbre, la cual reproducimos ìntegra a continuación:

Señor Presidente-

El Presidente de Nicaragua Comandante Daniel Ortega Saavedra envía un fraterno saludo al pueblo y gobierno de África del Sur y a la ciudad de Durban, que tan maravillosamente han organizado esta Conferencia y que nos recibieron con la legendaria hospitalidad africana en este encantador país y bella ciudad.

Todas las Delegaciones venimos con la esperanza de que la destrucción masiva que el cambio climático está causado a familias, localidades, naciones enteras, la raza humana, la vida en la Tierra y los ecosistemas, puede ser revertida. Esto requiere el espíritu de resistir y vencer, con el fin de recuperar la justicia económica y social y el equilibrio y armonía entre nuestra civilización humana y los ecosistemas que sustentan la vida en el Planeta Tierra.

La destrucción a la que nos enfrentamos no excluye a nadie y las soluciones que tanto necesitamos deben ser incluyentes o no habrá soluciones. Es por eso que apoyamos la inclusión del Gobierno de China (Taiwán) que representa 23 millones de ciudadanos, quienes luchan como lo hacemos todos, por mitigación y adaptación frente al cambio climático. Un precedente de esta inclusión es la condición de observador que les fue otorgado por la Organización Mundial de la Salud.

Nicaragua está haciendo su parte en la construcción de soluciones, reduciendo la pobreza y la desigualdad, asegurando la seguridad ciudadana, logrando el desarrollo sostenible con seguridad alimentaria y energética. Nicaragua, el segundo país más pobre de América Latina, está transformando su matriz energética de un 25% renovable en 2007 a 94% renovable en 2017 a través de proyectos hidroeléctricos, geotérmicos, eólica, solares y de biomasa. La semana pasada el Presidente Ortega inauguró una nueva brigada ecológica del Ejército de Nicaragua, cuya misión es proteger el 20% del territorio nacional las cuales son reservas naturales y biosferas. La incidencia de los incendios forestales se ha reducido en un 95% a través de la forestaría comunitaria, mientras 350.000 estudiantes voluntari@s participan cada año en la reforestación. Este año, el Presidente Ortega inauguró un asentamiento de 1.000 casas para las familias refugiadas del cambio climático, financiado con fondos nacionales y de la solidaridad revolucionaria del ALBA.

Señor Presidente, año tras año, América Central y el Caribe son víctimas del incremento sostenido de la temperatura, 3 grados centígrados en Nicaragua en los últimos 50 años, 4 grados en nuestra región norteña que ya es semiárida. También somos víctimas de las rotaciones aceleradas de El Niño y La Niña que produce sequías o inundaciones anuales. También tenemos anualmente depresiones tropicales y tormentas tropicales, así como huracanes. Este año, la depresión tropical 12E, ni siquiera una tormenta tropical digna de un nombre, causó grandes y prolongados daños en América Central. Nicaragua sufrió 16 muertes humanas trágicas y más de 30.000 familias fueron afectadas drásticamente. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha calculado que Nicaragua sufrió pérdidas directas de $ 445 millones de dólares de EE.UU, lo que equivale al 6% del PIB. CEPAL también identificó la necesidad de US$1.9 mil millones, equivalente al 26% del PIB, para las acciones de adaptación a corto y medio plazo.

Estas son las razones por las cuales Centroamérica y el Caribe demandan ser reconocidos como región altamente vulnerable, estas son las razones por las que esperamos el Segundo Período de Compromiso de Kioto, por eso demandamos la efectiva implementación de los $30 mil millones de dólares en financiamiento inicial rápido nuevo, adicional y suficiente.

Por estas mismas razones no podemos esperar hasta 2020 para financiamiento, acuerdos y acciones sobre el cambio climático. Tampoco nuestra madre naturaleza va a postergar para después de 2020 los años de picos permisibles y años de declive hacia puntos de no retorno desconocidos.

Se escucha que los sistemas financieros tienen prioridad sobre los ecosistemas que mantienen la vida en la tierra, ¡esto es una locura! ¿Cómo puede ser posible esto? La razón es que la crisis financiera y las crisis ambientales tienen la misma causa de fondo que también impide su solución, el capitalismo depredador.

La estadística más importante sobre la crisis financiera que vivimos procede de la UNCTAD. En 1980 el porcentaje del total de las ganancias de las corporaciones mundiales que estaban en los servicios financieros eran del 8%, en 2007 alcanzaron el 40%. Los servicios financieros impulsados por los derivados y los fondos de riego se han convertidos en los ejes de acumulación concentradores del ingreso y la riqueza.

La razón por la cual los gobiernos no puedan controlar la especulación y el capital financiero es que el capital financiero controla a los gobiernos. Es por esto que vemos a algunos gobiernos arrodillados por las dictaduras de los mercados y del capital financiero.

Ahora nos dicen que no solamente el 99% de los siete mil millones de habitantes en el mundo sufriremos de esta dictadura, sino que también se pretende continuar con la depredación de la Madre Tierra. Aquellos que quieren evadir la responsabilidad histórica de compensar por el calentamiento global que ellos han causado, están ahora asumiendo la irresponsabilidad histórica y moral de una década perdida de inacción ambiental intencional.

Señor Presidente,

Nosotros no podemos esperar. Por eso es que Nicaragua ha luchado ardua y prolongadamente junto a los otros países del ALBA por un Fondo Verde Climático para todos nuestros países en desarrollo. Sin embargo, lo que se está aprobando en Durban es un Fondo sin fondos.

La solución más viable es la capitalización del Fondo Verde Climático a través de la asignación de US$250 mil millones de Derechos Especiales de Giro (DEGs). El Ecuador presentará una Resolución en tal sentido en este COP-17.

Hay un precedente para este tipo de financiamiento. El 2 de abril, 2009, el G-20 reunido en Londres solicitó una asignación de US$250 mil millones para mantener la liquidez del sistema financiero mundial frente a la crisis. Los Derechos Especiales de Giro fueron asignados en Agosto, 2009. La emisión de DEGs de 2009 demuestra que lo único que necesita para activar este mecanismo es la voluntad política. Si podemos hacer eso en el 2012, estaríamos enviando el mensaje que salvar la Madre Tierra tiene por lo menos la misma prioridad que rescatar a los bancos.

también te puede interesar