Internacionales

Tenemos la oportunidad de convertirnos en protagonistas del siglo XXI, dijo Presidenta argentina

Se manifestó partidaria de fortalecer el comercio intrazonal

Presidenta de Argentina, Cristina Fernández - CELAC
La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) debe servir como vehículo para la conformación de los mecanismos necesarios que logren una verdadera integración, afirmó la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en el marco de la primera cumbre de este organismo. | daylife

Redacción Central |

Se manifestó partidaria de fortalecer el comercio intrazonal

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) debe servir como vehículo para la conformación de los mecanismos necesarios que logren una verdadera integración, afirmó la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en el marco de la primera cumbre de este organismo.

La mandataria argentina expuso que se debe voltear la mirada hacia la Unión Europea (UE), ya que «es un buen espejo para mirar lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer».

Fernández se refirió así a la integración comercial y el fortalecimiento alcanzado por las economías de los países latinoamericanos, que «se han desarrollado, han crecido y sostenido el crecimiento de la actividad económica global».

En materia comercial señaló que de los 33 países presentes en la CELAC, sólo 12 forman parte de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi): Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela y Argentina.

«Nuestros países tienen solamente comercio intrazona, es decir, entre nosotros el 16 por ciento de sus expo e impo; y en cambio tienen el 84 por ciento de sus expo e impo fuera de nuestros propios países. Por eso creo que para hablar de integración, deberíamos comenzar a mirar un poquito los números», expresó la mandataria.

En tal sentido, Cristina Fernández enfatizó que estas cumbres se deben abordar hacia un aspecto más ejecutivo, «abordando temas más efectivos, más conducentes a lograr mecanismos de integración».

«La integración no se va a dar porque estemos aquí hablando y dando discursos entre nosotros, y no se va a dar a partir de lograr una infraestructura (…). El comercio intrazona sea una de las prioridades», advirtió la mandataria.

Apuntó que en la efervecencia de la UE, el comercio intrazona llegó a alcanzar el 80 por ciento, lo que permitió a Alemania convertirse en la primera exportadora mundial.

«Lo hicieron con defensas, tales como la de los subsidios agrícolas, que en un momento afectaron fuertemente nuestros países; pero ahora nuestros países -que han adquirido una gran competitividad en materia agrícola-ganadera- pueden sortear estos subsidios, estas barreras que nos ponen», explicó, pero reiteró que se está llevando a cabo, en su mayoría, extra zona «y corremos el riesgo también algunos países que hemos logrado un proceso de industrialización más o menos aceptable».

Por otro lado, Cristina Fernández se refirió al tema de la lucha contra el narcotráfico, abordado en su intervención por su par colombiano, Juan Manuel Santos; y destacó que es necesario señalar que el problema no es sólo de América Latina y el Caribe, sino de los países desarrolados que tienen su cuota en el consumo y el lavado de dinero proveniente de este delito.

Aplaudió, además, la iniciativa de México y Colombia en la guerra contra el narcotráfico y lamentó las consecuencias que esto ha generado en la región.

Cristina Fernández expresó que «tenemos oportunidad histórica de convertirnos en grandes protagonistas del siglo XXI, toda la región de América Latina (y) el Caribe y Centroamérica, pero para eso necesitamos instrumentos, políticas concretas, alianzas muy fuertes que no sean solamente en el campo de lo económico, sino también en el campo, seguramente, de lo político».

«Pienso que deberíamos ver las posibilidades de encontrar esos mecanismos para que no sean solamente reuniones tras reuniones. Por primera vez estamos reuniendo países que nunca lo habíamos hecho», reflexionó.

Fernández recordó que la primera alianza que hubo en el continente fue Mercosur, luego la Unasur y ahora la CELAC. «Es como un anillo pequeño que se va abriendo en grandes círculos. Debemos ir consolidando cada uno de esos círculos regionales para ir fortaleciendo», advirtió.

también te puede interesar