Internacionales

Sandinismo va cambiando los pueblos del Orinoco

El impulso se realiza a través de los programas del Plan de Desarrollo Humano para la Costa Caribe

Redacción Central |

El impulso se realiza a través de los programas del Plan de Desarrollo Humano para la Costa Caribe

Los pueblos afrodescendientes, poco a poco, han venido cambiando y Orinoco es muestra de ello.

A través de los programas contemplados dentro del Plan de Desarrollo Humano para la Costa Caribe, entre estos electrificación, apoyo a pescadores y el acceso a la tecnología celular, Internet, televisión y teléfono convencional, la vida va siendo otra.

Desde hace un par de año se viene impulsando la electrificación para que Orinoco pueda tener energía eléctrica de manera permanente, pues actualmente se tiene por un poco más de 12 horas.

En pocas semanas se instalaran los postes de tendido eléctrico que permitan la interconexión con el sistema nacional. Los pescadores recibirán apoyo en la construcción de un cuarto frío de regular cantidad que permita la producción de hielo.

«Esta comunidad de Orinoco está muy agradecida con el gobierno del comandante Daniel. Hemos sido beneficiados con un sinnúmero de proyectos, que han cambiado la vida de los comunitarios. No se imaginaba que las comunidades nuestras tuvieran luz (energía eléctrica) las 24 horas», señaló Kensy Sambola, dueña de un pequeño hostal de 10 habitaciones.

Orinoco es un pueblo garifunas y su actividad principal es la pesca, tanto así que el gobierno a través del IDR, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) brindó apoyo con financiamiento para mejorar las condiciones de producción y pesca.

Denxi González, secretario de la cooperativa de pescadores de Orinoco, calificó como «tremendo» el apoyo que han venido recibiendo de las autoridades del IDR, a través del gobierno y organismos cooperantes.

«Donde queremos llegar nosotros es a tener una planta de hielo que nos permita dar vida agregada a los productos del mar. El comandante Daniel nos ha apoyado, pero si llegamos a tener esa planta de hielo, nosotros los pescadores vamos a ser dueños de los productos, porque vamos a pescar, almacenar y a buscar mercado y eso evita que los intermediarios se queden con toda la ganancia», estimó Denxi.

«Si logramos esto vamos a cambiar y ténganlo por seguro que eso va a dar una transformación en todas estas comunidades», mencionó el pescador de Orinoco.

Sambola indicó que en los 90 con los gobiernos liberales no se contó con energía y fue precisamente con el gobierno del comandante Daniel, que la luz volvió para alumbrar la vida de los comunitarios. Igual ha ocurrido avances en el tema de la salud y educación con un centro de salud y un colegio, pues hasta hace poco la iglesia morava brinda clases de forma no regular.

«Hay un sinnúmero de proyectos que han estado viniendo por parte del gobierno y que han mejorando las condiciones de nosotros. Antes no te imaginabas ver el canal 4 y ahora tenemos servicio de celular, televisión por satélite, teléfono y hasta Internet», mencionó sin dejar de decir que por todos estos cambios es que Orinoco es ciento por ciento sandinista.

«Con el comandante Daniel es que por primera vez que alguien, que algún gobiernos les prestó atención, que nos trató como nicaragüenses, porque nosotros no éramos tratados, somos garifonos, somos nicaragüenses, nacidos y crecidos en Nicaragua, pero nunca fuimos reconocidos antes de los 80 y por primera vez en los 80 que nos reconocieron como nicaragüenses», dijo Sambola.

Ahora en Orinoco cuenta con un estadio de béisbol, centro de salud y un centro de estudios, algo impensable para los comunitarios.

«Ahora tenemos a nuestros hijos educando y no pagamos nada y acaban de venir proyectos para las mujeres (créditos usura cero) y hemos terminado un diplomado (capacitaciones) 19 mujeres. Esto ha sido un beneficio para la comunidad y nosotras las mujeres si tenemos derechos en Orinoco y en gobierno comunal tenemos cinco mujeres», mencionó Lesbia Estrada, otra mujer de ascendencia garifunas.

Orinoco es una comunidad afincada en la cuenca de Laguna de Perlas, que está ubicada a 30 millas al norte de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS). Desde Bluefields a Orinoco se llega en unas dos horas en lancha rápida.

De acuerdo a una breve reseña del Instituto Nicaragüense de Turismo, Orinoco es la «capital» de las demás comunidades garífunas asentadas en la cuenca de Laguna de Perlas: La Fe, San Vicente, Justo Point, Kakabila, Brown Bank y Marshall Point.

La comitiva de representantes de varias instituciones, al llegar a Orinoco fueron recibidos por jóvenes que conforman el grupo de danza Black Powers, que ejecutan una serie de coreografías propias de sus ancestros.

«Lo que hacemos aquí es demostrando el arte garifuna y nuestra primera presentación fue el dubo, que es un baile que hacían los ancestros para curar a las otras gentes que se sentían enfermos», explicó Leonard Walter, director del grupo afrodescendiente.

también te puede interesar