Internacionales

Combates casa por casa en ciudad libia de Sirte

Efectivos del llamado Consejo Nacional Transición admitieron numerosas bajas por la resistencia de leales a Gaddafi, mientras aviones de la OTAN siguen con arrasadores ataques contra la localidad

Combates en ciudad libia de Sirte
Combates casa por casa en ciudad libia de Sirte. | Prensa Latina

Redacción Central |

Efectivos del llamado Consejo Nacional Transición admitieron numerosas bajas por la resistencia de leales a Gaddafi, mientras aviones de la OTAN siguen con arrasadores ataques contra la localidad

Aviones de la OTAN facilitaron este domingo a insurgentes libios dominar amplias zonas de Sirte, aunque jefes militares reconocieron un lento avance debido a la resistencia de leales a Muammar Al Gaddafi, que les propinaron cuantiosas bajas en sus filas.

Voceros del autonombrado Consejo Nacional de Transición (CNT) dijeron que sus hombres están peinando casas del este de la ciudad natal de Al Gaddafi, tras tomar edificios clave como la universidad de Ettahadi, el hospital Ibn Sina y el centro de convenciones Ouagadougou, informó Prensa Latina, citando versiones de medios de comunicación de la zona.

La entrada de los sublevados a una parte de esa localidad con costas en el Mediterráneo se agilizó luego que los bombardeos aéreos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) despejaron el camino y golpearon posiciones de las tropas progubernamentales.

Integrantes del llamado Consejo Militar de Misratah, que se trasladaron a apoyar a los aliados de la OTAN, asumieron parte de los ataques a Sirte, consideraron que hicieron «logros significativos» y pronosticaron que la conquista de toda la ciudad «está próxima a su fin, es cuestión de horas».

Los seguidores de Al Gaddafi, cuyo paradero se desconoce desde finales de agosto, tuvieron que replegarse y disgregar fuerzas en puntos estratégicos para un inevitable combate «calle por calle y cuerpo a cuerpo», como lo describieron varios testigos.

Sin embargo, los alzados no han conseguido tomar el centro de la ciudad, donde están afianzados sus adversarios apoyados por residentes, y amenazaron con recrudecer los enfrentamientos para tratar de acabar el que desde hace cuatro días definen como el «asalto final a Sirte».

La ofensiva de los insurgentes del CNT y sus mentores de la OTAN ha incluido ataques indiscriminados contra instalaciones civiles y militares, zonas residenciales y el hospital Ibn Sina, cuya morgue está llena de cadáveres de civiles, según dijeron los propios alzados.

Un portavoz de la Alianza Atlántica declaró a medios occidentales que los aviones de combate atacaron a más de 50 objetivos en las últimas 24 horas, mientras el CNT admitió que unos 30 hombres suyos murieron y más de 200 resultaron heridos en los dos días precedentes.

El liderazgo de los sublevados mantiene combates de menor magnitud en Bani Walid, una ciudad oasis a 150 kilómetros de Trípoli, y optó por conceder una tregua de dos días para persuadir a los combatientes y residentes seguidores de Al Gaddafi a que se rindan.

La estrategia del CNT, que desplegó numerosas tropas y material bélico en torno a Bani Walid, consiste en amenazar a los residentes allí con una ofensiva más violenta, basada en la superioridad militar, similar a la de Sirte, si fracasan las negociaciones con jefes tribales para que se sometan.

también te puede interesar