Internacionales

Israel emplea arma acústica para dispersar a los palestinos

Es la respuesta a la candidatura de Palestina como Estado de la ONU

Armas acústicas empleadas por Israel
LRAD (Long Range Acoustic Device) es un arma acústica, producida por American Technology Corporation de los EEUU. Principalmente tiene 2 utilizaciones, la emisión de mensajes y la emisión de sonidos dolorosos. Se usa en situaciones de guerra y para el control de afluencias de personas. La versión actual LRAD 1000 puede emitir un sonido de 151 decibeles en una distancia de 1 metro y transmitir instrucciones a distancias de hasta 1.200 metros. El dispositivo es circular, tiene un diámetro de 83 cm y pesa 29 kg. En la imagen, una de estas armas acústicas fotografiadas en una manifestación en California. | Internet

Redacción Central |

Es la respuesta a la candidatura de Palestina como Estado de la ONU

El Ejército israelí empleó este miércoles una nueva arma acústica para dispersar a los manifestantes palestinos, un sistema revolucionario que forma parte de los equipos no letales adquiridos con motivo de la candidatura de Palestina a la ONU.

El «Scream», o «Grito», fue empleado en el paso de Qalandia, entre Ramala y Jerusalén, para dispersar a algunos jóvenes que habían incendiado neumáticos en las calles que conducen al puesto de control israelí.

Según la agencia palestina Wafa, en cuestión de segundos el ruido emitido por el nuevo arma «desestabilizó» a los manifestantes, y muchos de ellos «cayeron sobre sus rodillas».

El dispositivo, que es capaz de traspasar hasta tapones, también causa mareos y náuseas, y puede llegar a provocar daños irreversibles en el aparato auditivo en casos de exposición prolongada.

Decenas de personas, según la agencia palestina, sufrieron daños por los efectos del «Scream», y uno se halla en estado crítico por el impacto de un bote de gas en un ojo.

El Ejército israelí ha gastado más de 100 millones de shekels en los últimos meses en la adquisición de todo tipo de equipos antidisturbios, desde nuevos y mejores gases lacrimógenos a granadas fétidas que desprenden un olor aborrecible, pasando por pelotas y balas de goma.

Con ellos Israel quiere evitar bajas entre civiles palestinos y que las concentraciones de apoyo a la candidatura a la ONU se transformen en un enfrentamiento armado como ocurrió durante la Segunda Intifada, en septiembre de 2000.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar