Internacionales

Muammar Al Gaddafi habló nuevamente a su pueblo

Sus declaraciones fueron difundidas por el canal sirio Arrai TV

Redacción Central |

Muammar Al Gaddafi habló nuevamente a su pueblo
Sus declaraciones fueron difundidas por el canal sirio Arrai TV

En declaraciones emitidas en la madrugada de este miércoles 8 de septiembre de 2011, difundidas como siempre por el canal de televisión sirio Arrai TV, el líder libio, Muammar Al Gaddafi envió otro mensaje a su pueblo.

El texto del mensaje fue el siguiente:

A nuestro valiente pueblo libio que sigue en resistencia, la tierra de Libia es tu propiedad y tu derecho desde los días de sus abuelos y bisabuelos.

Aquellos que intentan quitártelo, lo hacen desde adentro, son mercenarios respaldados desde el extranjero, perros vagos, gente extranjera que ha vivido en Libia por un largo tiempo y ahora quiere robarte las tierras de tus abuelos.

Es imposible. Jamás dejaremos la tierra de nuestros abuelos. En aquel entonces las familias de esta gente eran espías de los italianos y ahora son espías de Francia y de Gran Bretaña. Los mismos hijos siguen los pasos de sus padres y sus abuelos, los pasos de la infamia.

Estas ratas, escoria armada, son los copias de sus abuelos. Cada uno es un clon, una parodia de la traición. No son libios. Solo hay que preguntar a cualquiera de aquellos que tienen el respaldo de la OTAN que destruye la infraestructura de Libia y mata los hijos de Libia. Llevan los genes de los traidores.

¿Crees tú que las personas que llevan los genes de la traición de sus abuelos y bisabuelos van a decidir el destino del pueblo libio? Esta gente, al darse cuenta de que el pueblo libio ha intensificado su esfuerzo y se rehúsa a aceptarlos, se refugia en los trucos sucios de las telenovelas de la televisión árabe, de los burros de los emiratos del Golfo.

Recurren a cualquier mentira para salvarse. Dicen «Sentimos que la tierra se mueve debajo de nuestros pies y las masas avanzan hacia nosotros y perderemos el terreno que hemos ganado. Sálvennos por favor, con alguna mentira o rumor que destruya el ánimo del pueblo libio resistente, que destruya la moral de los hijos de la revolución Al-Fateh.»[*]

Piden a los criminales cuernos de mentiras para salvarlos con algunas mentiras, algunos rumores por aquí y por allá. Al inicio dijeron «Ya se fue para Venezuela…» Y resultó ser mentira. Ahora se frustran y dicen «Ya se fue para Niger….». Lo dicen para destruir tu moral y hacer que te rindas. Esto indica que ellos saben que tu moral es alta y tu ánimo fuerte.

El pueblo en Trípoli se alista para destruir a las ratas y capturar a los mercenarios que son como una manada de zorros incapaces de ponerse de acuerdo. Pronto sus amos los abandonarán. Hasta sus reservas de bombas se han disminuido, ni tendrán aviones con que combatir.

Piensan que la OTAN se quedará para siempre en los cielos. Pero la OTAN regresará a casa derrotada, le guste o no, porque su posición financiera no le permite seguir con sus bombardeos. Sienten que ellos solos libran la batalla.

Entonces traen los cuernos de las mentiras a su rescate. Difunden rumores como que al-Gaddafi está herido. O que al-Gaddafi ha huído. O que tal y tal cosa le ha pasado a al-Gaddafi. Esto quiere decir que están en un callejón sin salida y sus amos los van a abandonar. Se van a caer el uno sobre el otro.

Cuando el pueblo libio en su Marcha de Un Millón señaló su posición al mundo, los renegados se pusieron en alerta, ahora no tienen otra cosa a su favor que la guerra psicológica para dominarte, no te permitas ser influido por esta propaganda psicológica y mentiras. Esto te permitirá burlarte del enemigo débil que te enfrenta, una turba de traidores y borrachos, de islamistas que han abandonado la ley y el orden y que no tienen otro objetivo que la destrucción de nuestro país.

Ni siquiera tienen un plan económico o diplomático. Quieren destruir el país. Ya viste lo que hicieron los renegados armados cuando entraron a Trípoli. Lo saquearon. Robaron las casas y las joyas de oro de las mujeres.

Cada individuo fue corriendo de regreso a su tribu con lo que había robado, depuso sus armas y cantó su victoria. El pueblo de Libia no debe ser callado por este tipo de individuos y sus actos vergonzosos. No debemos dejar nuestra tierra en manos de estos lacayos cobardes que quieren robar la tierra de nuestros abuelos con el apoyo de los cruzados, de aquellos que ahora revisan su complot colonialista fallado y vuelven a rehacer sus cálculos. Quedarán solos en el campo de batalla y por eso recurren a lo que esperan va a afectar al máximo tu moral y tu ánimo.

La última cosa que escuchamos de ellos fue que el convoy de al-Gaddafi entró a Niger. ¡Qué ridículo! No es la primera vez que entrara un convoy en esa zona. A cada rato entran y salen de Malí, de Chad y de Argelia desde el desierto sahariano. Y ahora hablan como si fuera el primer convoy que jamás entró a Niger. Hay que tener cuidado y seguir decididos y firmes contra estas mentiras y propaganda falsa. Hay que demoler al enemigo hasta hacerle polvo

Allahu Akbar (Díos es Grande) – ¡Al frente !

también te puede interesar